Introduction

Educación permisiva, autocontrol emocional (caso real)

Fomentar el camino hacia la independencia emocional del perro, le hará ser un perro menos dependiente y seguro
frustranción

Educación permisiva, autocontrol emocional (caso real)

frustranción del perro
Perro Husky Siberiano jugando junto a un Jack rusell Terrirer

Compartir este caso de educación permisiva ayudará a tomar conciencia de lo necesario que es implementar una educación comprometida por todos los integrantes de la familia.

Nos ayudará en el desarrollo emocional del perro, siendo tolerante con los límites que impone el ambiente. Le llevará a la responsabilidad de respetar las normas que se rigen dentro de la convivencia.

Le endurecerá y le hará madurar, irá avanzado en el camino hacia la independencia emocional y nosotros avanzaremos en contra de la educación permisiva.

Este caso va muy al hilo sobre un articulo que expuse en este blog llamado El exceso de protección.

Lo necesario que es endurecer al perro, para que sea un perro más resolutivo, dinámico e independiente

Paso a compartir el caso del Husky impulsivo…..

Es una husky hembra de 18 meses, siempre ha sido un poco territorial, pero con el tiempo terminaba compartiendo; ha sido sociable desde peque le dejado jugar y relacionarse con todos los perros y ha jugado con cada perro que veía y de todos los tamaños, tanto con correa como sin correa y siempre bien.

Está en una edad crítica debido a la crisis hormonal que experimentan los perros en la transición de cachorro a adultos.

No olvides que aún castrada durante un tiempo el cerebro seguirá comportándose como si recibiera la misma cantidad hormonal.

La castración no borra la memoria sobre aquellas conductas ya aprendidas. Toda conducta lleva sus secuencias de aprendizajes y refuerzos.

Ha sido esterilizada esta semana ademas de una mudanza y cambio de pais y entorno.

Unos perros son más tolerantes y adaptativos al cambio que otros, pero eso no quita de que deba saber comportarse.

Por lo que son conductas ya aprendidas. El entorno les puede inquietar, pero no quita de que deba saber gestionar sus impulsos y controlarse ante él entorno o la convivencia.

Lo que me gustaria corregir seria….

Uno, es que cada vez es más agresiva con otros perros en tema territorio, incluso si no es su territorio, su espacio cercano, juguetes, comida etc… y aunque haya sido siempre un poco así, siempre marcaba pero nunca iba a atacar y ahora ha comenzado a atacar, pero de verdad, no lo ha hecho aún porque siempre he estado ahì para pararlo, y siendo un perro tan fuerte, puede herir rápidamente… y no me gusta nada esa actitud…. y en poco tiempo lo ha hecho varias veces y varios perros diferentes de diferentes tamaños….

Si nos vamos a los orígenes de esta raza para tratar de empatizar con la perra que tenemos delante, observaremos que son perros territoriales, con una carga enérgica elevada, alto instinto desarrollado de caza, independientes, excitables  y con poca atención a la cara.

Si partimos de esta base, entenderemos QUE ELLA ES ASÍ.

Con esto quiero decirte que la agresividad puede ser heredada, como un perro con carácter, pero no la agresión en sí.

La agresividad se entiende como un proceso secuencial que siendo retroalimentado y solapándose una conducta con otra hasta llegar a la agresión y en el peor de los casos instaurarse en motivación hostil.

Diseña un modelo de educación no permisiva que le endurezca y le haga progresivamente desarrollar resistencia a la frustración en su vida rutinaria.

 La otra es la ansiedad por separacion… que le entra un estres enorme cuando la dejo atada y me alejo lo mas minimo y en casa llora si me voy aunque mas tranquila sin tanta ansiedad pero aullando. Son dos cosas que me gustaria trabajar, pero mi prioridad es la reaccion esa de agresividad y dominancia que es lo que me preocupa mucho.

Las dos cosas van hilada si se quiere endurecer al animal, ya que denota ser un  perrita blanda y con débil resistencia a sus impulsos (conductas regresivas, agresión, destrucción, ladridos renuentes, aullidos).

A la mínima la lía como al niño que le negamos las chuches

Diseñar el modelo de educación no permisiva con sus normas y límites en la convivencia, enseñarle a comportarse socialmente y a permanecer solos, endurecerá a la perra e irá aprendiendo a hacerse cargo de su propia vida.

Me gustaria explicarte un poco mi situacion para poder ver como podriamos hacerlo con ella 🙂

Te animo que lo enfoque de la siguiente forma:

-Diseña un modelo educativo en la convivencia, horarios de comida, tiempo establecido de comidas, límites de habitaciones donde deambulan (cocina, habitaciones, baños) no subirse a sofás o camas, respetar a otros perros con sus juguetes si este provoca o molesta, no dar de comer en la mesa, da su espacio para comer y que respete el de los demás perros, no ladrar en casa en nuestra presencia, son algunos de los ejemplos. Tu puedes añadir los de tu propia convivencia y situación.

Enséñale a andar JUNTO y que a través del toque y el movimiento impredecible le oblige a centrarse en ti y a dejar todo los estímulos externos de lado.

-Hazte con una jaula educativa resistente y enséñale a esperar, permaneciendo totalmente a solas.

Si lo piensas bien, la vida de un perro es aburrida y en muchas ocasiones deberá ESPERAR (ya que todos tenemos una vida, pareja, trabajo, amigos, familia, deporte…etc).

Cuanto antes comience el aprendizaje menos te limitará la perra, evitarás posibles denuncias y muchos quebraderos de cabeza con los vecinos.

La perra se irá adaptando, madurará, ya que la jaula por si mismo le enseña a gestionar sus emociones.

Evitando con esto que se instaure en una personalidad  dependiente, que sería incapacitar a la perra y limitarte a ti misma.

En la primera fase con la jaula educativa ladrará, gruñirá, aullará, rascará,morderá los barrotes….etc.

Poco a poco las acciones mencionadas van cediendo y progresivamente irán apareciendo los duermevela, hasta que no es necesario cerrar la jaula.

Enséñale a permanecer QUIETO. Te ayudará a tener manejo y control de la perra y fomentará resistencia sobre sus impulsos cuando existan otros perros, una pelota o la tentación de la fuga.

-Una llamada firme y que acuda SIEMPRE y a la PRIMERA. Proporciona control y autonomía, también trabaja sobre su resistencia sus impulsos.

0 comments on “Educación permisiva, autocontrol emocional (caso real)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad