Introduction

Señales de evitación en el perro

Si prestamos atención el perro sensible o tímido, nos marcará los pasos durante todos los aprendizajes

Señales de evitación en el perro

señales
Perro atento a su propietaria durante un ejercicio

Las señales de evitación en el perro: Ya hemos ido viendo a lo largo de este blog, que mientras estamos interactuando con el perro la comunicación es bidireccional, y este nos está mandado continuamente información.

Lo hacen a través de su conducta, o su lenguaje (ladridos, gemidos, gruñido, aullidos…etc) ya sea durante la convivencia, o en su especialidad.

Es por ello, que cuando nos decidimos a enseñar algo al perro, bien sean ejercicios básicos para su educación social, como para un adiestramiento específico. 

Debemos de tener en cuenta que no todos reaccionarán de la misma forma,  ya que su dureza psicológica variará según cada individuo.

  • Por su biología.
  • La educación qué reciben.
  • El entorno donde se desarrolla educación.

Muchos propietarios toman por sentado que al ser perros de una raza determinada, todos actuarán de igual forma, en su educación, o adiestramiento. 

Mostrándose sorprendidos, cuando  muestran unas conductas diferentes a otros. 

Sin tener presente tratar a cada perro como un individuo único. 

Ya que unos serán más extrovertido que otros, mostrándose más predispuestos y curiosos ante los ejercicios.

Quizás te interese: Perros resolutivos, ley del mínimo esfuerzo.

Mientras que otros, serán más introvertido y ausentes. Necesitando más el apoyo de segundos.

A estos últimos, les suele afectar mucho el medio, la tonalidad de voz o la intensidad de la corrección durante el ejercicio. 

Jugando un papel determinante nuestra sensibilidad, intuición y experiencia cuando tratamos con perros sensibles o tímidos. 

Si vamos a enseñar al perro una bateria de ejercicios en obediencia, o comenzar un adiestramiento específico, antes debemos de tener en cuenta las características temperamentales del animal. 

Por ejemplo…

En perros excitables o intensos, necesitaremos centrales, para que así logre procesar mejor el aprendizaje.  

Necesitarán de tonos, y toques de corrección contundentes, para ganar el control y la atención necesaria durante los ejercicios. 

Ahora bien….

En perros sensibles o tímidos, debemos de observar su comportamiento y saber leer sobre su conducta, ya que ellos nos marcaran los tiempos y ritmos. 

Las prisas y no respetar las fases en su adiestramiento, son el enemigo en el trato con estos perros. 

La mayoría de los fracasos en el binomio con estos perros, vienen de la expectativas que se anteponen hacia el perro.

Cuando no reúnen las expectativas con la realidad, terminan frustrados y mermando el binomio. 

Es por ello,  que cuando tratemos con estos perros, nos hagamos las siguientes preguntas ante su conducta;  ¿Qué?, y ¿por qué?. 

Si estamos enseñando al perro a tumbarse, y este responde de forma exagerada, o con tensión y lentitud…

¿Qué información estamos mandando al perro?

Orden: –> Échate, nuestro tono, gesto de apoyo, refuerzo positivo (comida) o negativo (corrección

¿Por qué está reaccionando de esa forma?

Falta de información del perro sobre nuestras intenciones, muy común al saltarse fases en el proceso de aprendizaje.

Tono de voz elevada, o corrección descompensada para su sensibilidad.

También puede existir un refuerzo muy bajo en base a la exigencia aplicada. 

Nos podemos hacer como guía, teniendo presente las señales más dadas cuando el perro entra en evitación. 

De ese modo nos haremos de unos recursos u otros:

  • Tensión y lentitud en sus movimientos.
  • Distracción ante el medio durante el ejercicio (olores, movimientos, ruidos)
  • Evitar la mirada. 
  • Comer yerba.
  • Arrugarse hacia detrás 
  • Ir en sentido contrario del escenario de trabajo.
  • Tensión en la mandíbula, no aceptando premios. (Cuando desaparece el escenario se ansias por el premio)
  • Rechazan todo tipo de juego.
  • Levantamiento de belfos, gruñir.

Con estos perros es mucho más importante que las clases sean cortas, dejándole con ganas de más.

Cuando el perro muestra participación en el ejercicio, es el momento  de aplicar la exigencia que requiere la precisión. 

Recuerda; Busca el estimulo motivador,  respeta las fases del aprendizaje, aplica bien los tiempos de las clases. 

Exige cuando el perro muestre interés sobre el ejercicio y su motivador. 

0 comments on “Señales de evitación en el perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad