Introduction

¿Que papel desempeñamos como guía.?

La resolución implica la capacidad de autonomía me necesaria en el perro, ante cualquier objeción en su vida diaria.

¿Que papel desempeñamos como guía.?

Cocker con juguete en la boca

Cuando nos disponemos a enseñar algo al perro, debemos preguntarnos…

¿Realmente estamos guiando al perro para dejar claro nuestras intenciones, o sobre guiamos durante el proceso de aprendizaje?.

Es interesante pararse a reflexionar sobre ello, si queremos fomentar autonomía, y resolución en el perro.

Nuestro papel como guía es enseñar, orientar, o hacer pensar al perro sobre alguna conducta determinada.

Es cierto, que en los inicios de cualquier aprendizaje, debemos de comenzar facilitando, y “guiando” al perro hacia nuestras intenciones.

Lo solemos hacer mediante el apoyo en la ejecución (cuanto menos toquemos al perro, mejor), con nuestro tono de voz, y la orden “verbal” que se le asignará.

Respetar la progresión en los procesos de los aprendizajes, será determinante para que el perro los asimile y los integre con solidez.

Pre adiestramiento en cachorros

Hará que muestre interés, y se sienta reconfortado consigo mismo cada vez qué actúa (su autoestima mejorará). 

Además, le motivará a repetir con nosotros la conducta reforzada. 

El estímulo motivador siempre debe de estar compensado con el esfuerzo que se requiere sobre el perro.

Ya qué la descompensación de la misma, llevaría al perro a una bajada de intensidad motivacional, y podría derivar en conducta de evitación.

Tener presente esto, será relevante ante todo lo que nos propongamos enseñar a nuestros perros;

– Creará equipo entre el perro y el guía, habiendo más participación continua durante la actividad.

–  Si el estímulo motivador está compensado, podremos exigirles, y hacerles pensar como conseguir su recompensa, (afecto, juego, comida).

En este último punto está lo interesante….

No solo referente al estímulo motivacional, sino, sobre la exigencia que podremos ejercer cuando el aprendizaje está consolidado en la fase final, como refuerzo, y habituación.

Recordemos que las fases son;

– Enseñar una acción clara.

– Reforzar la acción.

– La habitación mediante la consistencia y la constancia.

Es por ello, que siempre que nos dedicamos a apoyar al perro, cuando no realiza una acción que previamente ya sabe realizar…

– El perro aprenderá que tarde, o temprano su recompensa llega. 

– Terminan aprendiendo que tienen un humano al lado que le ayudará cuando las cosas se complican.

En ambos casos, el perro está aplicando la ley del mínimo esfuerzo. 

No solo nunca llegará a ser resolutivo, sino, que se le creará una dependencia ante las cosas simples de su vida diaria.

Ante cualquier duda, se parará y nos mirará, tanto para sentir que se le confirma la acción, como para que se le solucione la objeción.

De ahí radica, muchas de las conductas regresivas que presentan con una edad adulta.

La resolución, y la autonomía forman parte de su desarrollo emocional. Es una forma de enseñarles a hacerse cargo de sí mismo.

0 comments on “¿Que papel desempeñamos como guía.?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad