Introduction

Mi perro roba comida o pide mientras comemos ¿Qué podemos hacer?

la conducta de robar comida o pedir comida mientras estamos en la mesa, reforzados pasivamente cada vez que damos de comer en la mesa o la permisividad en la convivencia
perro roba comida mientras comemos

Mi perro roba comida o pide mientras comemos ¿Qué podemos hacer?

perro roba comida
Perro comiendo helado

En todo modelo educativo qué se diseñe hay normas y límites básicas e inamovibles qué deben de estar presente en toda convivencia con el perro, que regirán la estructura de la educación y el desarrollo emocional del perro. Si tu perro roba comida presenta un comportamiento totalmente equivocado.

Defendemos como imprescindible diseñar un modelo educativo diseñado en función de la convivencia, del número de miembros de la familia, de los perros que existen dentro de la convivencia y de la experiencia y conocimientos de los propietarios sobre el manejo del perro.

Hemos observado que cuando diseñamos un modelo educativo siempre están presente:

  • No molestar a las visitas.
  • Horario de salidas para hacer sus necesidades
  • No ladrar en casa
  • Horario de comidas
  • No morder mobiliario en nuestra presencia o ausencia
  • Restringir zonas de la casa donde deambular (cocina, baños, habitaciones…etc).
  • No dar de comer mientras estamos en la mesa.

Quiero abordar y centrarme en las dos últimas normas que van hilada con el problema que nos atañe hoy. Muy demandado por propietarios con aquellos perros que les roban la comida en el mínimo despiste en la cocina o incluso en la mesa.

Esta conducta se va reforzando de forma pasiva, cada vez que se le da algo mientras comemos o cada vez que logra robar y comérselo

Terminando por ser una molestia mientras estamos comiendo, ya que el perro se limitará a dar vueltas sobre la mesa o ladrando para exigir un trozo de comida.

Y respecto al perro que roba comida de la encimera de la cocina o en la mesa cuando nos despistamos o estamos ausente, he presenciado que cuando lo han pillado, en muchas de las ocasiones reaccionan gruñendo y en otras ocasiones incluso se tiran a morder.

La mayoría de las veces los mecanismos que desencadena la agresividad son a través de la comida. También a través del juego que sea fomentado a través de los instintos de caza (pelota, palo).

Es por ello, que hacemos hincapié en actuar con firmeza con estas normas básicas de “no dar de comer en la mesa o no dejar entrar al perro en la cocina”. 

También nos servirá poner su comida en el suelo y que coma cuando estén sentados y así se lo indiquemos con el comando «come». Estaremos sumando en su resistencia.

De esta forma estamos cortando de raíz casos similares a estos, y que deriven en agresividad, ya que la mejor modificación de conducta es evitar que el perro “conozca” la vía de conseguir su meta.

Los propietarios se encuentran con la sorpresa el día que quieren quitarles algo de la boca y el perro les responde agresivamente, ¿pero cómo se le ocurre? ¿A mí que le doy de comer?, son algunos de las preguntas más sonadas mientras me exponen él caso.

Cuando realmente lo que el perro entiende es que siempre fue resuelta esa apetencia de comer. SIEMPRE o casi SIEMPRE lo consiguió, por lo tanto, no entiende de hoy NO TE DEJO.

Esto nos demuestra una vez más que la inconsistencia y la inconstancia, es enemigo de la educación del perro y hará que ni los premios, ni los castigos tengan impacto

El perro actuó así por carencia de resistencia a su frustración, dado a una educación blanda y permisiva, el día que se encontraron la sorpresa fue porque por primera vez le pusieron límites al perro y este actuó llevado por la impulsividad de no saber gestionar sus arrebatos. 

Estos perros suelen funcionar con normalidad en cualquier área de su vida o en su especialidad si la tuviera.

Excepto cuando se presenta la situación, por eso suelen sorprender.

Si nos limitamos a estructurar un modelo educativo y llevarlo a cabo con un acuerdo entre todos los miembros de la familia, con firmeza y constancia el perro irá respondiendo de forma progresiva mucho mejor a los límites que se le imponga durante convivencia diaria.

Sin ceder, ni entrar en la pena o la lastima, con frases como » mira con que carita nos mira».

Te recomendamos también nuestra entrada:

Corrección & Aversión del perro

0 comments on “Mi perro roba comida o pide mientras comemos ¿Qué podemos hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad