Introduction

Corrección & Aversión

La corrección confirmar y da solidez al aprendizaje. El castigo aversivo crea tensión, inseguridad, miedo. Rompe lazo de unión con él propietario.

Corrección & Aversión

Primer plano, perro `Beigle. La corrección es necesaria en la disciplina educativa del perro
Primer plano, perro beigle

El proceso de corrección y aversión son dos conceptos íntimamente relacionados y necesarios en la disciplina educativa del perro.

Los aprendizajes a través de los refuerzos positivos, provocan en el perro, la repetición de la respuesta reforzada.

“Pero, es la corrección a través del ensayo error, lo que consolidará el ciclo del aprendizaje”.

Si lo pensamos bien, si nunca corregimos al perro en el proceso de cualquier aprendizaje….

Dejarán de ser aprendizajes que hagan pensar al perro, para pasar a ser aprendizajes secuenciadores. Actuando por inercia hasta recibir la recompensa (juego, afecto, comida).

Leer artículo; Los procesos en el aprendizaje del perro

Cuando aplicamos el refuerzo negativo durante el proceso de algún aprendizaje, se suele confundir con aplicar recursos de aversión.

El refuerzo negativo bien aplicado, hace pensar al perro. Le permitirá pensar la forma de poder evitar la “bronca”, o la “molestia”.

La corrección en sí, forma parte de la comunicación diaria con el perro, tanto en la convivencia, como en la sociedad. 

Muy necesaria para su desarrollo emocional, ya que fomenta diariamente resistencia y le hará madurar.

Diferencias entre corrección y aversión

Al igual que premiamos MUY BIEN, ante una conducta o acción deseada, cuando algo debe ser corregido, se le debe confirmar con un NO, o recriminar la conducta (pipí, ladrar en casa, comer porquería, entre otros).

El perro aprende que existen consecuencias, y unas normas a las que atenerse para adaptarse a la convivencia junto al humano, pero no necesariamente debe de ser desde el daño.

Debemos de tener en cuenta que, desde el momento en él que adquirimos un perro, nuestra comunicación será constante y bidireccional.

Por lo que debemos mostrarle nuestra confirmación sobre sus acciones de forma directa y clara. Aunque inicialmente sea con nuestro apoyo, para que así capte lo que le pedimos.

Sin embargo, se considera que se aplica la aversión, cuando los recursos que usamos causan en el perro daño, o un dolor intenso.

El castigo aversivo bloquea al perro, le tensa, corta la iniciativa, y le obliga a buscar una forma de evitar la situación.

De esta forma el vínculo quedará mermado, ya que no creará equipo.

Estas correcciones suelen ir acompañada por la hostilidad en el trato con él perro. 

Pueden ser desde el daño físico directo de su propietario hacia el animal, o con el uso incorrecto de recursos educativos. 

Por ejemplo, cuando se emplea la hostilidad como recurso, cuando se da un episodio de agresividad en el perro.

O también, con el uso de collares de impulsos estáticos a niveles elevados y dañinos.

Sobre todo si el perro que tenemos delante es sensible, en manos crueles, inexpertas o insensibles. Aplican este recurso sin medir la excitabilidad, sensibilidad, o dureza psicológica del perro.

De esta forma el perro se verá afectado, debido a la situación negativa que experimenta. 

Será la tensión continua lo que hará que él perro derive en algún episodios de angustia, ansiedad generalizada, o fobia específica.

Este enfoque no cumple nuestra máxima, “no solo enseñamos algo en concreto al perro además, le haremos pensar”. 

Será nuestro objetivo, con independencia del aprendizaje qué nos marquemos con el perro.

Preguntas frecuentes;

¿Cómo diferenciamos el refuerzo positivo del negativo, para no confundir al perro?

Todo aprendizaje debe de partir del refuerzo positivo, para hacerle ver qué se obtienen cosas tras una acción.

Es cuando la acción está clara, y reforzada, y nos hemos asegurado de que sabe realizar la acción, cuando le podremos exigir a través del refuerzo negativo.

¿A qué edad se puede comenzar a corregir al cachorro para no afectar a su carácter?

El cachorro a partir de la séptima semana empieza entender, y procesar aprendizajes.

Aúnque desde la cuarta semana hasta la séptima, podremos confirmar las acciones MUY BIEN O NO, apoyados de la entonación.

¿Porqué se toma determinante la décimo segunda semana de vida?

En esta etapa de vida, al cachorro comienza a influenciar los estímulos ambientales, debido a su sensibilidad blanda.

Es por ello, que es importante la inversión en tiempo, y compromiso para movernos durante la socialización.

Es con el apoyo de la figura identificativa, y mostrando los innumerables tipos de estímulos (visuales, sonoros u olfativos), lo qué hará que el cachorro se termine endureciendo.

0 comments on “Corrección & Aversión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad