Introduction

Cachorro inseguro e inseguridad en perros jóvenes

Cachorro inseguro e inseguridad en perros jóvenes

inseguridad perros y cachorro inseguro
Dos cachorros de teckel durmiendo boca arriba

Como adiestrador de perros he podido descubrir que en la edad temprana del cachorro inseguro, pasando por la edad joven en el proceso hacia su madurez, experimentan muchos miedos, ya que son conscientes de su vulnerabilidad hacia el mundo que le rodea.

Cuando su visión va siendo cada vez más clara y sus oídos más afinados, su estimulación visual y sonora les llenará de inquietudes, curiosidades… Y a su vez cagarán al cachorro inseguro de miedos.

El cachorro inseguro suele andar atolondrado, impulsado a actuar por la curiosidad y la ignorancia en la percepción de los peligros.

Tanto en la edad de cachorro inseguro, como en su juventud carecen de experiencia. No hay más que ver cuántos cachorros o perros jóvenes se nos acercan dando la patita cabizbajos, evitando fijar la mirada, chupándonos las manos o poniéndose bocarriba.

Estos buscan la aprobación, pero, sobre todo…. ¡Que no le hagan daño!

Etapas del cachorro inseguro

Ya en el cachorro inseguro en su desarrollo hacia su madurez (concretamente 9 a 15 meses en machos, 9 a 12 meses en hembras) experimentan una etapa crítica, por el estrés que produce los niveles hormonales y sexuales.

En esta edad la percepción al entorno suele disminuir por su “sentir” ante los estímulos externos (perras en celos, marcas de otros machos…etc.) y son movidos por sus impulsos sexuales.

En el trascurso de esta edad hacia la madurez, el perro va procesando muchas inseguridades y miedos que van desapareciendo y otros nuevos que van apareciendo, ya que van experimentando constantemente y consolidando muchos aprendizajes, como parte de la vida y su desarrollo.

Este artículo, tiene como objetivo el de prevenir muchos aprendizajes hacia miedos…. O sobre muchos miedos. Y por supuesto, evitar que muchos aprendizajes lleven a la ansiedad y queden instalados en el animal como un trastorno.

Son muchos los propietarios que adquieren un cachorro y a la mínima actuación de miedo del cachorro inseguro, se alarman y acuden a veterinarios, adiestradores y foros, buscando una solución a su caso, cuando realmente no hay ni que plantearlo como tal, ya que, si lo enfocamos de la forma más natural, el tiempo y la habituación harán de él un perro maduro saludable y lleno de aprendizajes.

Aquí hay dos factores que son imprescindibles a la hora de educar a un cachorro y del desarrollo emocional del cachorro, hacia su edad adulta. La identificación y dependencia que generamos al perro “resolviendo las necesidades básicas y naturales del perro” sin olvidarse de la disciplina necesaria para no hacer perros blandos.

¿Por qué la identificación y la dependencia?

La identificación y la dependencia que generamos con la disciplina durante la convivencia, (el afecto, la resolución de comida, el juego, los paseos, sus cuidados…etc.) No permitirá exigir en su desarrollo emocional, en la disciplina que apliquemos sobre el perro, en su educación y en su especialidad si la tuviera.

El cachorro inseguro necesita un referente con el que se pueda sentir identificado, protegido y guiado, ya que no hay que olvidar que muchos aprendizajes (timidez, excitabilidad, tensión, miedos, agresividad, fugas… etc.), parten de modelamientos con la figura que se sienta identificado el perro (pudiera ser persona o perro).

Es por ello, de la importancia de cómo reaccionemos cuando experimente algún miedo. A la hora de como enseñar a un cachorro, debemos trasmitir seguridad con nuestra actitud ya que en base como reaccionemos, el perro puede interpretar de un miedo minúsculo, un miedo gigantesco.

¿Cuántas veces hemos presenciado como un niño se cae y hace como si nada pasara, pero, que tras la reacción desproporcionada de la madre rompe a llorar?

Su figura identificativa alertó de que algo no iba bien.

Insisto; No olvidar que el ochenta por ciento de los miedos que experimentará los cachorros y los perros jóvenes a lo largo de su desarrollo, irán desapareciendo y otros nuevos miedos llegarán.

Disciplina del cachorro inseguro

De nosotros depende la firmeza, disciplina educativa y comprensión que apliquemos en la exposición al entorno. Nuestra identificación hacia el perro nos ayudará a que el perro confíe, procese y se consolide bien muchos aprendizajes.

Mueve mucho al cachorro inseguro, siempre dando a entender que estamos, no es necesario hablar al perro, ni premiarlo, solo estar… La exposición constante, la habituación y su madurez harán su trabajo de forma progresiva.

De esta forma evitamos muchos quebraderos de cabeza, sobre todo en propietarios que hacen de un grano, una montaña de arena, “buscando el trastornito”.

Recuerda; Muchos miedos y ansiedades son aprendidos por modelación de la figura con la que él perro se siente identificado.

0 comments on “Cachorro inseguro e inseguridad en perros jóvenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad