Introduction

Desarrollo emocional del cachorro.

La convivencia del perro desarrollará día a día, resistencia sobre sus impulsos. Es por ello, que se recomienda para su desarrollo emocional.
desarrollo emocional del cachorro

Desarrollo emocional del cachorro.

Perro recibiendo una orden

Todos conocemos a personas que bajo presión suelen tener mucho «autocontrol» y que saben gestionar muy bien las situaciones adversas. 

De ahí, que solemos oir mucho decir…»Santa paciencia tienes».

Pensemos, ¿estas personas nacen con ese autocontrol?.

Existen personas con temperamento, y que llegan a desarrollar un buen autocontrol. 

O de lo contrario, existen personas tranquilas, pero que se muestran impulsivas e irascible a la mínima presión que se les ejerce. 

La base donde se forja y se fomenta ese autocontrol reside, en el entorno dónde se desarrollan, y en la educación que reciben en la convivencia. 

Vamos a extrapolar esto al perro;

– En el perro que vive y se mueve sólo en el jardín de casa.

Estos perros pueden mostrarse calmados, pero por sus carencias de normas y límites.

Núnca llegarán a desarrollar el mismo autocontrol qué el perro que convive dentro de una casa.

Ocurre lo mismo con los perros de perreras. 

Pueden funcionar muy bien en cualquier especialidad, pero no les hables de límites.

Seguramente darás con alguno que le haga imponerme o impulsarse.

– El perro que vive en un núcleo familiar no comprometido. 

Estos perros no lo tienen claro, ya que unos permiten y otros no.

No sólo la conducta persistirá (subirse sofá, camas, subirse o ladrar a las visitas…etc). 

Además, ponemos en una posición al perro, donde tiene que estar averiguando que se le permite y qué no.

Ya que no tiene claro nuestras intenciones. 

Toda frustración de estos perros tras la imposición de algún límite, suelen expresarlo con la figura que se muestra más permisiva. 

La educación dentro de casa y en la sociedad, será determinante para su autocontrol. 

La implicación del núcleo familiar, termina  traduciéndose en el perro en MADUREZ.

Los que límites que el cachorro va recibiendo en su vida diaria, respaldará esa «Santa paciencia» de la qué tanto hablamos. 

Ya su madre lo fue demostrando junto a sus hermanos.

En casa;

– No entrar en determinado habitaciones. 

– No subirse al sofá o cama.

– No dar de comer en la mesa. 

– No ladrar , ni molestar a las visitas.

– No morder el mobiliario.

– Hacer sus necesidades fuera de casa.

En la sociedad;

– Pasear sin tirar de la correa.

– No molestar mientras hablamos con alguien o permanecemos sentados en una terraza. 

– Que permanezca quieto hasta nueva orden. 

– Una llamada firme.

Cada uno de estos límites respaldará al otro. 

Quizás te interese; ¿Qué se diferencia adiestramiento y educación?

La consistencia y la constancia, hará que él cachorro termine aceptando las normas y límites impuestos. 

Es un ejemplo, en cada casa existen un entorno y normas diferentes, lo importante es que sean acordados entre todos.

0 comments on “Desarrollo emocional del cachorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad