Introduction

Los Estados del Perro

Tener conocimientos sobre los estados del perro nos ayudará en el trato con ellos, tanto en la convivencia o en su especialidad.
Estados de animo del perro

Los Estados del Perro

Saber leer los estados del perro es la base, para poder educar o adiestrar para un fin.
Braco de Weimar

Los propietarios, en el trato con su mascota, confunden o desconocen los estados del perro y cómo se comportan en dichos estados, ya sea durante la convivencia o en su especialidad.

Para ello, se debe de tener claro los conceptos, y como se comporta el perro en cada estado.

¿Cuáles son los estados del perro y qué conductas manifiestan? 

Los vamos a separar en cinco estados;

Vigilia – Excitabilidad- Tensión- Ansiedad – Relajación.

 Ansiedad—> Angustia, inquietud, desasosiego, evitación, bloqueo, huida.

La ansiedad es necesaria para la supervivencia del perro, en casos en los que peligre su vida.

En cambio, la ansiedad mal gestionada produce en el perro malestar físico y psicológico, tanto en su vida familiar, como social.

En este estado el perro no funciona con normalidad en su vida diaria, se anula.

Excitabilidad —> Inquietud, falta de atención, impulsividad, irritación, baja tolerancia…etc.

Estos perros son muy demandados para el trabajo. Se confunden eligiendo un perro excitable, con el objetivo de tenerles activos durante más tiempo.

«Estos perros se mostrarán participativos, pero en el proceso de aprendizaje, no procesarán la información de forma clara. La excitación nublará su percepción». 

Muchos propietarios y guías, terminan creyendo qué su perro es torpe, y se descarta para el trabajo. 

Cuando lo qué se necesita es bajar la excitación, para centrar al perro en el aprendizaje hacia nuestros objetivos.

Si no se gestiona bien la excitabilidad, se puede derivar hacia la personalidad excitable o agresividad mal controlada, llevada por la frustración inicial.

La tensión —>  Atención, expectación, participación, enérgico, proactivo…etc.

Si seguimos centrados en el perro de trabajo, la tensión es necesaria.

Nos permitirá tenerles expectantes durante la actividad, con la atención que se necesita para el aprendizaje y el trabajo.  Leer Artículo; La tensión emocional en el perro

Estos perros facilitan el trabajo en equipo, gracias a la disciplina que logra centrar al perro.

Si mantenemos la tensión continua en su vida diaria, y optamos por la pelota o el palo, para resolver sus necesidades físicas, no estamos fomentando en el  perro la gestión de esa tensión emocional. 

Por lo que derivará en estrés, agresividad por frustración mal controlada, o ansiedad generalizada. 

La tensión debe ser resuelta con actividades mentales.

Aquellos ejercicios que centren al perro en lo que está haciendo como, correr, andar, nadar o ejercicios de búsqueda de olores.

Terminarán relajados mentalmente, y les ayudará a aprender a gestionar sus emociones.

Vigilia —> Atención, pero no existe tensión, ni ansiedad. Receptor (visual, olfativo, auditivo), Se centra en algo qué le interesa (motivación o guarda).

La vigilia como supervivencia, es un estado necesario para el perro, ya que consiguen recabar toda la información sobre el entorno.

Un perro excitable o ansioso, no recabará las misma información qué un perro que se encuentra en este estado de vigilia.

Es un estado qué permitirá procesar y poner nombre a muchos sonidos, movimientos, personas y olores que ofrece el entorno.

Si observamos un cachorro joven, veremos cómo en muchas ocasiones, permanece con la atención fijamente hacía algo, mientras mueve la trufa.

Está procesando toda la información posible a través de los sentidos. Está aprendiendo.

Relajación   —> Relajación muscular, estado hipnótico, duerme velas, etc.

Es un estado al que todo perro debe llegar, ya que unos de los trabajos que desempeñarán casi a diario, y que es poco perceptible a los ojos del humano, saber «esperar».

Unos perros aprenderán antes y otros lo harán más tardes, con la llegada de la madurez.

De todos los estados del perro, este estado es muy necesario para que aprendan a gestionar sus emociones y sepan hacerse cargo de si mismos cuando le dejemos solos en casa, ya que todos tenemos una vida a la que atender.

Aquí el camino hacia la independencia emocional que se haya fomentando, será determinante para llegar a este estado.

Un perro que sepa estar solo, presenta minutos después de la ausencia de su propietario, una vigilia y un interés hacia la puerta.

Se observa minutos después, como en repetidas ocasiones, el perro va una y otra vez, entre su cama y la puerta. 

Para luego ir desistimiento, y aceptando que debe esperar, apareciendo progresivamente los duerme velas, cómo forma de aceptación, se trata de un estado hipnótico.

Es señal de que está madurando.

Preguntas frecuentes sobre: «Los Estados del Perro»

Se dice que el perro es adaptativo, ¿Cómo puede un perro excitable adaptarse a un piso?

Contamos con una biología que predomina y marca su forma de ser. 

Si somos serios y disciplinados en su educación en casa, (modelo educativo, normas – límites). 

Resolvemos sus necesidades físicas y emocionales (correr, andar, nadar, ejercicios mentales..etc). 

El perro terminará adaptándose al medio.

¿Cómo podemos distinguir entre la tensión y la excitabilidad en el perro?

Perro tensionado y excitable, no piensa, ladea, se bloquea, está en todo y en nada en concreto. Se les escapa mucha información incluso estando delante de ellos.

El perro tensionado tiene más atención al medio a nosotros, se muestra expectante ante algo que le interesa.

Este a diferencia en diferencia al excitable pasa a la acción siendo consciente. Mientras que el excitable pasa a la acción movido por sus emociones.

En diferencia del perro excitable que se acompaña de un gemido, y la ansiedad. ¿ Estos cómo les distinguimos?

La ansiedad es un estado en el perro angustiante, es un mal estar qué experimenta él perro. 

A estos perros no les pidas nada, viven en su interior, no piensan. Están bloqueados, y no procesan información ninguna. 

El perro excitable con trabajo mental y físico, tanto en su especialidad como en su educación diaria, podremos céntrale.

Es un perro movido por sus impulsos,  sobre estimulados constantemente por el medio que le rodea. No desde un mal estar.

Si resolvemos las necesidades que pide sus características temperamentales, logramos adaptarlos.

0 comments on “Los Estados del Perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad