Introduction

Los impulsos hacia el movimiento | Entrevista de Radio #50

Los impulsos deben ser cortados, con contundencia y firmeza. De lo contrario, la conducta persistirá y cogerá forma y dirección.
educación perros

Los impulsos hacia el movimiento | Entrevista de Radio #50

impulsos hacia el movimiento
Portada programas de radio

Existen razas con más predisposición a los impulsos hacia el movimiento (bicicleta, patinetes, motos, coches, personas corriendo…etc).

Algunas como; Border Collie, Pastor Belga Malinois, Pastor alemán, Husky Siberiano, Samoyedo…etc. 

Esta fijación no nace desde la frustración, más bien, desde un alto instinto desarrollado de caza.

Pinchar aquí para escuchar la entrevista 

Bien es cierto, que lo que comenzó por impulsos por la activación de caza (el movimiento).

Si no ponemos límites en el momento que se presenta la situación de conflicto, estos pueden avanzan hasta derivar en conductas de agresión movidas por la frustración.

Dicha frustración es generada por no poder llegar a la meta (pillar el movimiento).

Fases como:

  • Frustración mal controlada ( cachorros u perros jóvenes).
  • Agresividad mal controlada (perros jóvenes en crisis hormonal o con episodios de agresión).
  • Trastornos por agresividad mal controlada. Son perros adultos que con mínimo han experimentado varios episodios de agresión.
  • Motivación hostil. Estos perros se mueven motivados por hacer daño o crear ansiedad en los demás. 

Para estos perros desde que salen de casa su motivación «la agresión».

Como hemos comentado, puede que la fijación fuese el movimiento,  pero que esta frustración puede dar forma y dirección. 

Es decir, si lo que le frustraba era el movimiento, y resulta que al poner un límite metemos la mano y se impulsa hacia nosotros, consiguiendo llegar. 

Si esta secuencia se repite varias veces, la agresión empezará a coger otra dirección. 

Quizás te interese; La inseguridad y agresividad de Dali y Luque.

Todo debe empezar por generar resistencia sobre sus impulsos:

  • Enseñarle a andar junto, de es esta forma centramos al perro y le hacemos ver que se debe comportar.
  • Si se respalda por un llamada firme, el caso se dará con éxito. 
  • Una vez trabajado estos puntos, enseñarles a permanecer quieto ante dichos estímulos. 

De esta forma, el conflicto no se dará con nosotros y el vínculo no se verá mermado.

Será  algo que debe de resolver el perro y el estimulo motivador.

Ahora le toca al perro pensar antes de actuar, a partir de aquí no quedará otra que MADURAR.  

Recuerda: Para cortar los impulsos hacia el movimiento se necesita contundencia, consistencia y firmeza. Día a día, gota a gota, el perro terminará por aceptar y desistir del impulso.

0 comments on “Los impulsos hacia el movimiento | Entrevista de Radio #50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad