Introduction

Conducta del perro de restregarse en olores putrefacto

Restregarse por la suciedad forma parte de la biología del perro, una conducta que ya presentaba su primogénito el lobo. Los hacen como forma de información ante el resto de la manada o para camuflar su olor frente a la caza.

Conducta del perro de restregarse en olores putrefacto

Conducta del perro de restregarse en olores

Cuando nos encontramos con que nuestro perro gusta de restregarse en olores o animales putrefactos nos puede parecer desagradable.

El perro como primogénito del lobo presenta conductas biológicas muy arraigadas. Hoy día podemos apreciar como se motivan a través del instinto de caza y presa.

Ejemplo; Se observa como se activan ante el movimiento de pelotas, patines, bicicletas, aros voladores, sombra de pájaros, el movimiento de los gatos…etc.

Lo hacen movidos por el instinto de persecución que simula el movimiento de una presa.

Como esta conducta, presenta muchas otras, que son movidas por sus instintos, como es el ejemplo del tema que se aborda en este artículo.

¿Por que se restriegan en olores o animales pútridos?

Una conducta un tanto desagradable, pero que para ellos es natural y que forma parte de su biologia. Ya lo hacían para poder subsistir en tiempos de hambre.

Sabemos que los lobos como estrategia para cazar siempre salían en grupos.

Cuando algunos de ellos se disponía a salir de caza y se encontraban con algún animal putrefacto en su camino, tendían a revolcarse como medio de información al resto de la manada.

Se entendía dentro de la jerarquía que tenía un carácter de liderazgo, mostrando a través del olor sus destrezas para cazar.

Y como animales carroñeros que eran, les hacía ver a los demás que cerca existía caza.

Mostrando siempre su olor sobre la parte de la cara y el cuello. De esa forma cuando los demás miembros de la manada se acercaban curiosos recibían un nuevo olor.

Los estudios que respaldan esta conducta, muestran que nuestros perros a día de hoy aunque se les resuelva la comida y no tienen que cazar, ellos actúan por el mismo motivo que lo hacían sus antepasados.

Quizás te interese; Mi perro come hierbas

Tambien lo necesitaban para ser sigiloso durante la caza, camuflaban su propio olor a través de animales putrefacto.

De ese modo, aunque su presa sintiera una presencia cerca, no percibían el olor real del depredador.

Existe otras hipótesis sobre esta conducta, y es que suelen hacerlo para dejar su olor hormonal (feromonas) donde suelen restregarse, como marcaje territorial ante otros depredadores de la zona.

Puede tener sentido, aunque si se tratara de un tema hormonal, existen otras hormonas predominantes sexual más agresivas y territoriales.

Como es en caso de los machos la testosterona y en las hembras la progesterona.

Es más, podemos observar en nuestro dia a día como los machos van marcando en cada esquina o árbol que encuentran durante sus paseos.

En hembras suelen hacerlo al acercarse el celo o durante el mismo, para llamar la atención de los machos de los alrededores de su zona.

Es por ellos que sus instintos les mueve a recuperar su propio olor corporal para sentirse cómodos.

¿Cuántas veces has bañado a tu perro y has tenido que ir tras él antes de que termine por restregarse en la tierra?

Una vez más demuestran que necesitan quitarse el olor perfumado de su piel.

Es por ello, que si queremos controlar este comportamiento de restregarse, hay que evitar usar productos que tengan un olor fuerte o que no estén recomendado para perros por su elevado ph, ya que pueden producir reacciones alérgicas y picores.

Si paseamos con nuestro perro y observamos a la distancia que tienden a restregarse, una llamada firme nos puede servir de utilidad para controlar y corregir la conducta.

El perro aprenderá que en nuestra presencia deben controlar esas ganas de querer restregarse.

Si nos encontramos con que nos buscó las espaldas para restregarse, ya no podemos hacer nada y menos sirve la reprimenda.

No hay que olvidar que estamos ante algo que es un comportamiento natural y biológico en él perro.

Al igual que la coprofagia (comer heces), restregarse por animales muertos, algas, suciedad, o simplemente comer hierbas como purgante, son conducta qué podemos controlar, pero no extinguir.

Sería ir en contra de su naturaleza.Entendamos esto y aceptemos su biología.

Podremos controlarle en nuestra presencia, sin dejar de tener presente que estamos tratando con sus instintos más arraigados.

0 comments on “Conducta del perro de restregarse en olores putrefacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad
Envíenos
su caso

Contacto