Introduction

La dureza psicológica del perro

dureza psicológica

La dureza psicológica del perro

dureza psicológica
Primer plano pastor belga corriendo

Cuando hablamos de la dureza del perro, lo hacemos refiriéndonos a la balanza entre su umbral de excitación y su umbral del dolor.

Es por ello qué, cuando comenzamos a trabajar con el cachorro, debemos de tenerlo presente.

Es decir, su umbral de excitación nos irá marcando su umbral del dolor. Cuánta más experiencia tengamos con el perro, más intuición tendremos cuando observemos al perro trabajando. 

En el carácter temperamental jugará un papel importante la biología del animal.

Aunque el cachorro nace inquieto y con momentos de exaltación, suelen ser sensible y blandos, debido a su escasa madurez. Aquí su umbral de excitación aún está por definir.

Tener presente la dureza psicologíca del cachorro, será determinante cómo base. 

Primero, para crear una buena autoestima, sana y sólida en el perro.

Segundo, para fomentar iniciativa y mayor predisposición en los aprendizajes qué se quieran dar en el perro.

Respetando este principio, tendremos la oportunidad de hacer que el perro se sienta impulsado y motivado a participar durante la actividad, sin llevar al perro a conductas de evitación.

Pasemos a ver qué se entiende cuando hablamos por la dureza psicológica de un perro.

El umbral de excitación;

A mayor excitación que presente el perro, menor será la percepción y atención sobre nosotros, el entorno y el aprendizaje que se quiera dar.

Es decir, a mayor umbral de excitabilidad, será un perro despistado, un perro que se perderá mucho sobre los aprendizajes que ofrece el medio, son perros que suelen mirar poco a la cara, se les va la vida en todo y en nada.

Por lo cual, tendremos que emplear un recurso educativo que capte el interés y la atención necesaria que requiere un aprendizaje, siempre tendrá que ser al mismo nivel que la excitación que presenta el perro.  

De lo contrario, seguirá con lo que está haciendo que es más interesante que lo qué nosotros le estamos ofreciendo en ese momento.

El perro que está en plena caza detrás de un consejo, a ese no le llames por su nombre para que acuda, tiene algo más interesante que hacer que acudir a ti.

Umbral del dolor;

Cuando hablamos del umbral del dolor del perro, esta cuestión es más compleja y requiere de observación permanente, será determinante ya que permitirá que el perro tolere muchos aprendizajes en los que se requiere una cierta dureza psicología, tras la presión que se ejerce en la exigencia de la disciplina.

Normalmente, los perros con umbral del dolor bajo, suelen ser perros con umbral de excitación alto, a estos los llamaremos perros duros.

Y, al contrario, los perros con un umbral de excitación bajo, tendrán un umbral del dolor muy alto, se denominarán perros blandos.

Estos últimos, suelen ser perros sensibles, ahí intervendrá nuestra experiencia y comprensión sobre el campo del adiestramiento social, unida a la comunicación constante con el perro, el nos irán marcando los pasos y los tiempos que necesita cuando estamos trabajando.

Cuando se trabaja con perros con umbral de excitación alto, suelen ser perros intensos, toleran más tiempo de trabajo y más presión en sus correcciones, no afectando a la sensibilidad, ni a su autoestima.

En cambio, el perro con umbral de excitación bajo, nos darán un margen limitado en los tiempos de trabajo y medirán nuestra dureza en las correcciones.

Detrás de estos perros suelen haber perros con autoestima frágil, creen poco en sí mismos, tímidos, introvertidos, asustadizos, necesitan un apoyo cuando tratamos de enseñarle algo, suelen tardar algo más en recuperarse tras una corrección firme.

Se puede decir que cuando trabajamos con estos perros siempre se está en la línea roja.

El perro con excitación alta y umbral del dolor bajo, suelen ser perros que andan inquietos, atolondrados, impulsivos, suelen recuperarse rápidamente de las exigencias o correcciones.

Estos perros, toleran mas tiempo de trabajo, errores que cometemos durante el adiestramiento, e incluso nos permitirán repetir la misma acción muchas veces.

Son perros que siempre andan predispuestos a actuar, se exponen sin miedos, pero a su vez hay que estar centrándolos constantemente para asegurarnos que le quede claro que pretendemos enseñarle.

Si tenemos como base este concepto sobre la dureza psicológica del perro, nos servirá y permitía elegir un perro adecuado nuestro carácter y experiencia, de ese modo el binomio se consolide mejor en éxito.

0 comments on “La dureza psicológica del perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad