Introduction

La dependencia hacia otro perro o animal de la familia. ¿Como debemos actuar?.

Estos casos de dependencia hacia otro animal, suelen estar eclipsados durante la vida del perro. Dejan de funcionar en su día a día cuando desaparece su compañero.
dependencia del perro hacia otro animal de la familia

La dependencia hacia otro perro o animal de la familia. ¿Como debemos actuar?.

Perro junto a un gato


Ya en este blog hemos tratado la dependencia y sus trastornos derivados. 

Recordemos que la dependencia es natural, lo hemos observado en todo en los cachorro cuando son retirados de su madre y hermanos (chillando o llorando).

Pero que tras varías semanas o tres desde la separación, el perro comienza a aceptar la situación y a adaptarse al nuevo entorno. 

El problema reside cuando esa dependencia perdura en el tiempo (de entre 30 a 50 dias) desde la separación, limitando la vida familiar, o social del animal. 

Aquí la dependencia inicial y natural pasa a tomar forma y dirección hacía otros comportamientos.

Como son el exceso de dependencia, con dirección a diversos trastornos. Llegando a instaurarse en una personalidad dependiente emocionalmente.

La dependencia qué desarrolla un perro,  puede ser hacia una persona, perro o incluso otro animal del núcleo familiar. 

En los casos en los que se crea una dependencia hacia otro animal, esta queda oculta hasta la falta de su compañero. 

¿Que tipo de comportamientos manifiestan ante estos casos?

– Ansiedad o ansiedad generalizada. 

– Agitación, inquietud.

– Excitabilidad excesiva, falta de atención.

– Falta de apetito, vómitos, diarrea.

– Agorafobia o fobia específica.

–  Ladridos renuentes, aullidos.

– Destrozos en el mobiliario. 

Los perros qué han llegan a la madurez, la dependencia que han ido desarrollando, les hace tener poca iniciativa. 

Ya que siempre necesitó la iniviativa de su compañero antes de actuar.

Observaban en segundo plano la situación  y luego actuaban. 

Siempre fue movido por el apoyo de esa figura, por lo que creció y vivió de esa forma.

Ahora bien, ¿qué se recomienda en estos casos?

En primer lugar estos perros necesitan un diagnósticos del profesional veterinario y de la psicología del perro, como apoyo terapéutico.

El tratamiento terapéutico no debe permitir sedar al animal, mas bien tranquilizar.

De lo contrario, no permitiremos la posibilidad de procesar nuevos aprendizajes. 

Teniendo en cuenta que estos perros experimentaron un episodio angustiante, fue a partir de ese momento, cuando comenzó a vivir preocupado por aquello que sintió. 

Dando forma al miedo, al miedo anticipatorio, viviendo constantemente preocupados.

Quizás te interese; Diferencia entre miedo, ansiedad y fobia.

Una vez evaluado y tratado el caso, pasaremos a la parte terapéutica;

– En primer lugar, siempre hay que dar algo que hacer al perro, incluso para resolver sus necesidades primarias (comida).

Existen muchos juguetes interesantes que obligan al perro a centrarse, usando manos y boca. Busca el indicado para la raza y fuerza del perro.

– Los tiempos a solas con control ( jaula educativa) y vigilancia (gradaciones).

Las ausencias se deben de hacer de forma gradual y terminar siempre en positivo.

– Este punto será relevante para su autocontrol emocional. 

El desgaste mental y físico (caminar paso ligero, correr, acompañarnos en bicicleta, nadar…etc).

Ganaremos atención sobre el perro y controlará mejor los impulsos llevados por sus emociones. 

– Se ha observado una mejora en los casos en los qué se introdujo un nuevo cachorrito como miembro de la familia. 

El objetivo es tratar de mantener al perro entretenido, para que no esté tan pendiente de si  mismos.

– No tratar al perro como si de una discapacidad se tratara. 

Imponer normas y límites en la convivencia, y tratarlo de igual forma que a los demás. 

Enseñar al perro a caminar junto sin tirar de la correa, para luego exigir el paso y su lugar de referencia mientras paseamos.

Si a esto se le acompaña de movimientos impredecibles, mantendrá al perro centrado durante los paseos.

0 comments on “La dependencia hacia otro perro o animal de la familia. ¿Como debemos actuar?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad