Introduction

Vallados invisibles. Fugas

Las fugas deben de ser cortadas de raíz, siendo firmes y contundente, SIEMPRE.
vallados invisibles en los perros

Vallados invisibles. Fugas

Perro en el campo. Vallados invisibles y fugas del perro.
Perro en el campo

A lo largo de este blog hemos ido tratando el tema de la fuga en el perro. En este artículo ampliaremos esa idea, tratando en particular el concepto de los vallados invisibles.

Recordemos; Cuando un perro experimenta una fuga, suele crear una intensa adicción, qué hace persistir la conducta en el tiempo.

Leer Artículo; Las fugas en el perro

Sobre todo, se suele dar a través del refuerzo intermitente, ya que no siempre logran escapar, sino, casi siempre.

Muchos aceptan nuestra presencia como control, hasta que nos relajamos, y vuelven a las andadas.

De esa forma, se alimenta y mantiene el interés y la motivación por la conducta de huir.

Estos casos se deben de cortar de raíz, ya que la vida del perro está en juego. 

Bien, por su reincidencia en la persecución y la presa de animales, vacas, ovejas, caballos, gallinas, cochinos….etc. 

Y con ello, las pertinentes denuncias.

O en el peor de los casos, terminan siendo atropellados, cuando se deciden a cruzar la carretera corriendo sin control, movidos por sus impulsos. 

Estos perros que viven en cercados o chalets, que se vuelven hábiles en la minería, y especialistas en el escapismo.

Aprenden por dónde pueden escapar,  cuando y cómo pueden hacerlo. 

Normalmente con el tiempo, estos perros descubren que, ante nuestra ausencia de control (mientras dormidos o no estamos en casa) pueden aprovechar la ocasión para escapar.

Para cortar estás conductas, debemos de hacer ver al perro, que el vallado permanente se debe de respetar.

Para ello, como en todo los aprendizajes del perro, debemos de hacerle pensar en consecuencias, antes de pasar a la acción.

Existe en el mercado un sistema de vallados invisibles, para hacer que el perro no sólo permanezca dentro del cercado. Sino que, además aprenda y piense, a través de un sonido disuasorio (refuerzo negativo), que no debe acercarse al alambrado.

Se trata de una centralita, unida a través de un cable de antena a un circuito cerrado. 

Es a través de la misma, dónde se regulará tanto las distancias límites de estímulos MOLESTO, como las distancias del sonido de advertencia.

Esta información la recibe el perro a través de un receptor.

Es muy útil también, para los casos en los que el perro accede en nuestra ausencia a lugares dentro del cercado, para hacer destrozos.

Huertos, jardines, césped, porches, coches…etc.

Podemos delimitar tantos metros, o zonas como queramos, como también anular zonas donde queramos permitir el paso.

Este sistema autónomo, fomenta diariamente en el perro resistencia sobre sus impulsos de huir. Ya que éste, actúa SIEMPRE.

Inicialmente es aconsejable apoyar al perro mediante banderas en las zonas de advertencia, para la asociación con el sonido.

Cuando el perro aprenda y se le dé continuidad al aprendizaje, terminará por aceptar y desistir de la conducta.

Con el tiempo, podremos apagar el sistema, ya que el perro queda condicionado a los límites que el medio le ha impuesto.

Preguntas frecuentes;

¿Qué estímulo recibe el perro ante la corrección?

Es un estímulo electrostático. Es decir, carece de amperios, con lo que su voltaje IMPRESIONARÁ al perro, pero no le causará DAÑO.

Muy similar a cuando tocamos un coche tras realizar un viaje, tocamos una persona, o el carro de la compra.

Nos asusta, pero el estímulo no entra dentro de nuestro cuerpo. Se quedará en eso, en una IMPRESIÓN.

La centralita regula el impulso, y la distancia de advertencia. ¿Cómo sabremos el estímulo qué necesita el perro?

Todo lo marcará la dureza del perro, la persistencia, y la intensidad por la fuga.

Normalmente, en los sistemas autónomos, el estímulo mayor que los sistemas manuales.

Deben de ser DESAGRADABLE, para que le haga pensar antes de actuar.Muy similar al sistema del antiladridos.

En cambio, cuando se usa el radio collar educativo, se podrán mandar estímulos más bajos, que resulten MOLESTOS.

Un estímulo suficientemente, para el perro piense qué no disfruta de la qué está haciendo, y le haga volver a la llamada de su propietario.

¿Donde se aconseja poner el límite en este tipo de vallado?

Debemos de tener claro, que se debe de respetar el vallado permanente (metálico o muro).

Se puede poner en el mismo vallado, ajustando la distancia de advertencia, con la corrección.

Qué ni siquiera tenga la oportunidad de acercarse NUNCA al vallado.

Aunque lo aconsejable es adelantar el trazado del cableado, a ciertos metros de distancia del vallado permanente.

No sólo respetará el vallado invisible, además en caso de fallo del sistema (controla al perro), o presente una fuerte intensidad por fugarse, a la llegada al vallado permanente, junto al estímulo DESAGRADABLE, el perro tenderá a irse hacia su carencia.

0 comments on “Vallados invisibles. Fugas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad