Introduction

La dependencia (caso real)

Cortar la dependencia en el perro es progresiva, se debe hacer un estudio y seguimiento de su evolución
Dependencia

La dependencia (caso real)

En estos meses de confinamiento se han ido adquiriendo cachorritos y perros de acogida, provocando algunos casos de dependencia en el perro.

Perro ladrando
Perro ladrando

Debido al tiempo que se le ha dedicado junto al animal, casi veinticuatro horas, luego se han encontrando con un problema de comportamiento derivado de la dependencia.

Detrás de estos casos existe un perro con necesidad de endurecerse emocionalmente, para no terminar en un ser dependiente.

Ya en este blog se habló sobre la importancia de trabajar el camino hacia la independencia del perro, para que su desarrollo emocional sea sano; como hacer perros resolutivos.

Voy a compartir un caso como ejemplo de que la dependencia puede permanecer camuflada en la vida diaria del perro, hasta que se presenta la situación y llegar a condicionarle en su vida.

Se trataba de una perrita de la raza de perro de agua español de nueve meses, que en los meses de confinamiento mostraba un comportamiento ejemplar en la convivencia y en la sociedad.

Su propietarios ambos teletrabajan en casa.

Se pusieron en contacto conmigo porque al parecer sus vecinos le llamaron la atención aquejados por los continuos ladridos de su perrita cuando esta se quedaba a sola, advirtiéndoles de que la próxima vez llamarían a la policía.

Cuando me refiero a un caso camuflado, es porque el perro puede funcionar perfectamente en cualquier áreas de su vida, hasta que se que llega el momento de la experiencia negativa para el animal, manifiestando una angustia o ansiedad exagerada por no saber gestionar sus emociones.

No hay que olvidar que la dependencia puede ser generada por una persona o perro.

Se encontraron con el problema cuando sus propietarios fueron haciendo poco a poco vida social y laboral. 

Saliendo más de casa y visitando lugares donde no podían llevar la perra, fue ahí cuando la perra dio la cara con el problema.

No todos los perros manifiestan la dependencia de la misma forma. 

Unos se frustran, muerden y muestran resignación, mientras otros destrozan, se frustran y ladran. 

Otros sin embargo, muestran síntomas de ansiedad con exceso de salivación, acompañados de ladridos renuentes sin necesidad de destrozos.

Cada caso requiere un estudio para poder optar por unos recursos educativos u otros, teniendo siempre presente el carácter temperamental y emocional del animal.

Inclusos en algunos perros para poder recuperar su atención tras su excesiva angustia, se necesitará del apoyo farmacológico complementado en la terapia.

En este caso en concreto, esta perrita manifestaba exceso de salivación, ladridos persistentes, pero sin destrozar el mobiliario.

Cómo hemos dicho anteriormente unos perros necesitarán un enfoque para controlar la accesibilidad a los destrozos, otros necesitarán recursos para controlar los ladridos y aullidos, mientras que otros necesitarán recursos para controlar la angustia, la frustración y los ladridos ambas.

Es por ello, que se recomienda el uso de grabación y la supervisión constante de veterinario.

Para evitar que se den estos casos hay que trabajar el camino de la independencia del perro cuanto antes, es un trabajo pendiente que tarde o temprano debemos de realizar la igual de importante que la socialización.

No debemos postergar algo que debemos de trabajar en su momento. Al igual que en la agresividad cortamos todo proceso partiendo desde una frustración o una agresión.

Algunos consejos;

Salir progresivamente empleando de menos a más tiempo. (Podéis haceros con un teléfono abierto, procurar no aparecer en plena crisis de frustración, retroalimenta la conducta.)

Jaula educativa.

Juguetes interactivos con el objetivo de entretener al perro y como estrategia para redirigir su frustración.

Actividades física mental como andar, correr, bicicleta….etc. Con el fin de rebajar su angustia.

Se puede condicionar al cachorro a una música relajante desde pequeño y hacer uso de ella a solas.

El uso de residencia para perro y la ausencia de los suyos, es muy recomendable para trabajar el camino hacia la independencia del animal.

También te puede interesar: Programa de radio sobre ansiedad y estrés.

Preguntas frecuentes;

¿Porqué mi perro ladra cuando se queda solo? El ladrido es un síntoma de frustración, se lo he manifestarse de esta forma ante la incapacidad de hacerse cargo de sí mismo a solas.

¿Sufre mi perro ansiedad cuando se queda solo? El cachorro al inicio del camino hacia la independencia, cuando se queda solo muestra ansiedad. Es natural y progresivamente irá desapareciendo al cabo de dos o tres semanas. Signos de que el perro está endureciendo y madurando.

¿Todo los perros muestran ansiedad por separación? Irá en función de la dureza psicológica del perro, de su forma de ser y la educación proporcionada.

0 comments on “La dependencia (caso real)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad