Introduction

Correas para perros

correas para perros

Correas para perros

correas
Chica corriendo con su perro en la playa

Las correas para perros es una herramienta que uso como Adiestrador Canino Málaga. El ramal adecuado para educar al perro, nos debe de proporcionar la seguridad y comodidad necesaria para poder corregir y controlar al perro en todo momento.

Cuándo manejamos al perro el sentirá si tenemos control sobre él.

Es por ello que la importancia de adecuar la herramienta para cada perro y cada caso. 

Existen en el mercado una amplia gama de ramales, pero no todos los modelos sirven para los mismos perros.

Por ejemplo…

Existen perros excitables con mucha fuerza e intensidad, que un ramal de poco grosor no sería lo suficientemente fuerte, ni cómodo, para tratar con ese perro.

Nos impedirá controlar y educar al perro, nos causaría daño en las manos e incluso quemazón en unos de sus impulsos.

Pero, sin embargo, ese mismo ramal si funcionaría con un perro de tamaño pequeño, mediano o con una sensibilidad media-baja.

Este último, su tamaño, fuerza y excitabilidad si compensa con ese ramal, con lo cual si nos permitirá tener el suficiente manejo para poder provocar un impacto en el perro en el momento de la corrección.

Aquí nuestra intuición también jugará un papel determinante, junto a nuestra experiencia.

Observando el tamaño, la excitación, su intensidad y sensibilidad, nos irán marcando la herramienta más adecuadas para ese perro en concreto.

Con todo esto, también hay que tener presente la altura a la cruz del perro, con la medida de la correa, ya que, si utilizamos una correa larga con un perro alto, este nos restará respuesta cuando debamos corregir al perro. 

Nos quedaremos corto a la hora de educarle o necesitar tener la rapidez y el control que se necesita ante los impulsos impredecibles del perro joven.

Recalcar que al igual que es importante adecuar la correa a la altura y fuerza del perro, también debemos tener en cuenta nuestra altura con el perro. Cada binomio es diferente.

Las medidas existentes y recomendables para trabajar con el perro son de 90 cm, 100 cm o 110 cm.

Existen correas con doble mosquetón, con una longitud al abrirlas de dos metros, muy útiles para la especialidad de rastro o para los perros guías.

En ambos casos se utilizan para obtener control sobre el perro mientras realiza su labor de rastro y en el caso del perro guía, para tener control mientras hace sus necesidades.

Los ramales más cómodos desde mi experiencia hasta ahora, suelen ser de nylon con grosor tipo cuerda o de cuero. Los mosquetones de estas correas deben de ser lo suficientemente fuertes como para aguantar la presión de una corrección.

Estos sí proporcionan comodidad y seguridad a la hora del manejo y control del perro mientras estamos trabajando, nos permitirá poder ejercer más fuerza con menor esfuerzo, incluso en perros de gran tamaño. 

Suelo desaconsejar las correas de cadenas de metal, estos no sólo no permiten tener la respuesta necesaria en el momento que necesitemos corregir, si no, que no son ni cómodas, ni de fácil manejo, entorpece el trabajo.

En conclusión, el perro terminará sintiendo que no existe control sobre él, aprenderá la vía más fácil y la más común que observo en nuestras calles, ir jalando casi asfixiados y sin disfrutar del paseo.

Estos suelen ir bajo la tensión límite que proporciona la correa y sobre todo, al carecer de capacidad de respuesta para educarles, terminan dando rienda suelta a sus impulsos hacia todo lo que le rodea.

0 comments on “Correas para perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesibilidad