Introduction

El collar educativo electro estáticos.

Los collares educativos ofrecen aprendizajes complejos en los qué el perro necesita pensar antes de actuar

El collar educativo electro estáticos.

Enseñar al perro a caminar junto, hará que la exigencia le endurezca, fomentando resistencia sobre sus impulsos.
Radio collar de impulsos estáticos

El radio collar educativo de impulsos estáticos, pertenece al grupo de las herramientas de refuerzo negativo.

Al igual que él antiladridos, se trata de un collar que porta un pequeño receptor, con dos electrodos. Leer artículo; Collar antiladridos de impulsos estáticos

Con la diferencia de que el radio collar educativo no es un sistema autónomo, es manejado a través de un mando.

Recordad; Qué el estímulo qué recibe el perro no es similar al de casa, “impresiona” pero, en manos responsables, no causan dolor.

Existen en el mercado una amplia variedad de modelos. 

Dependiendo del modelo, tendrán   integrado una opción de vibración para trabajar con perros mas sensibles o perros sordos.

Es muy común que tengan insertado un pito, para usarlo como clicker, (refuerzo positivo).

Otros, tienen más niveles de intensidad para trabajar (facilitando la adaptación en sensibilidad y dureza del perro).

Mientras otros, permiten trabajar en largas distancias. 

Incluso, existen modelos en los qué se pueden trabajar con dos perros a la vez.

Se utilizan para enseñar muchas cosas, pero entre ellas, es muy útil en los casos en los qué el perro presenta conductas  agresivas o fugas. 

En definitiva, todo lo que sea llevado por sus impulsos.

Una herramienta que con conocimientos y sensibilidad al usarlo, muestran resultados positivos en muy poco tiempo.

Se ha demostrado, qué trabajando a niveles muy bajos, los estímulos negativos (molestos o desagradables, NO DOLOROSOS) se vuelven premios.

Ya que el perro no se volverá dependiente de estímulos altos. 

Existen perros duros, qué al trabajar con estímulos altos o muy altos, llegaron a convertirse en auténticos electricistas.

El perro si quiere, puede ganar tanto al collar educativo, como al antiladridos. Lo que no podemos permitir es que lo descubra.

Por lo que juguemos bien nuestras cartas.

Esta herramienta no ofrecen un aprendizajes desde el castigo aversivo, (estímulos altos, dolorosos), ya que en perros blandos o sensibles, les llenaría de tensión y les bloquearía.

Cortando la iniciativa a actuar ante el miedo que experimentan.

De todos modos, no ofrecerá un aprendizaje sólido ante algo que queramos corregir, si no se es constante y firme. 

Por lo que el perro volverá a las andadas y de nada servirá el uso desde el dolor.

Es una herramienta que proporciona control y autonomía, fomentando la capacidad de hacer pensar al perro.

Les llenará de aprendizajes, mientras les enseña a autocontrolar muchos de sus impulsos.

Nos podemos servir de esta herramienta cuando el perro presenta conductas como; 

– Perseguir motos, bicicletas, coches,… etc.

– Impulsarse o agredir a otros perros, gatos, gallinas, caballos…etc.

– Cortar la coprofagia o la conducta minera.

– Cortar las fugas cuando nos disponemos a llamarle para regresar a casa o se alejan en plena caza.

Estos collares no solo nos permiten trabajar en diferentes niveles de intensidad. 

Además, la forma en la qué mandamos el estímulo. 

Pudiendo ser continuo o toques momentáneos, según lo qué nos hemos propuesto enseñar.

Varios ejemplos;

– Un perro que va trás un gato con una excitabilidad elevada, un estímulo momentáneo alto o muy alto, quizás impida en el momento la conducta de correr detrás pero…

El aprendizaje no será el mismo que si trabajamos una llamada con un estímulo “molesto”, continuo.

De esta forma le impedirá poder disfrutar de lo que está haciendo, y “pensará” que volver es la vía para  quitarse de encima la presión qué sienten.

Aquí si existe un aprendizaje, ya que el perro piensa en consecuencias.

– Sin embargo, un perro al qué hemos trabajado la llamada con estímulos bajos y este se dispone a volver cuando le llamamos pero, a unos metros antes de llegar a nosotros, se para ante un estímulo olfativo. 

En este caso, un toque momentáneo proporcional a la excitabilidad que presenta, será suficiente para recordar que el ejercicio de volver, no termino de concluirse.

El toque nos servirá para hacer “pensar” al perro que está presente la exigencia y que somos constante.

No hay qué olvidar que debemos de tener en cuenta los tres factores ante la utilización de estas herramientas;

– Sensibilidad del perro 

-Dureza psicólogia (intensidad, excitabilidad)

– Madurez necesaria para la comprensión de lo qué queremos enseñar.

Mostremos las acciones claras en nuestras intenciones, siempre respetando los tiempos.

Es importante que los aprendizajes vayan siendo escalonados hasta el siguiente paso.

Nunca se debe de avanzar si antes tener claro  una acción que va en dirección hacia nuestras intenciónes.

Preguntas frecuentes;

¿A partir de qué edad se puede utilizar esta herramienta?

Para el uso de esta herramienta la madurez (siete, ocho o nueve meses) qué va presentando el perro es la que nos ira marcando. 

Unos presentarán una madurez antes que otros.

Si no existe ciertas madurez, no entenderá nuestras intenciones, ni lo que está ocurriendo. 

¿Porqué se dice que se necesita de dureza psicólogica?

En todo aprendizaje tras las acciones claras, para reforzar la conducta, se necesita emplear exigencia para consolidar el aprendizaje. 

Aquí la dureza psicologíca, determinará cuanto tiempo es capaz de soportar el estrés inicial, mientras entiende qué le estamos pidiendo tras la exigencia.

Ya sea un estímulo con el collar electrónico o un toque con la collar de impacto.

Si forma parte del refuerzo negativo, ¿por qué los estímulos se convierten en premio?

El refuerzo negativo es quitar algo positivo o evitar algo “molesto”. 

Por lo que el perro cuando descubre cómo evitar el estímulo molesto o desagradable, automáticamente siente alivio ‘premio’. 

A partir de ahí, pensará cómo evitar algo molesto. Estamos moldeando su conducta, que esa es nuestra intención.

0 comments on “El collar educativo electro estáticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad