Introduction

Perro Excitable o Impulsivo, ¿Que les Diferencia? (Sky: Caso Real).

El perro excitable debe ser marcado con una rutina en su convivencia para evitar instaurarse en personalidad excitable

Perro Excitable o Impulsivo, ¿Que les Diferencia? (Sky: Caso Real).

La excitabilidad es una característica temperamental del perro, de nosotros dependerá enseñarle a autocontrolarse.
Primer plano de perro American Stanford

Perro de la raza mestiza con American stanford, de treinta y cinco kilos de peso y con cinco años de edad.

Su propietaria se puso en contacto conmigo porque según ella, no podía sacar el perro a pasear y le daba miedo de que otros perros le hicieran daño.

Cuando me propuse visitar la convivencia donde se desarrolla la educación del perro para recoger datos, observé qué el perro vivía en un piso con dos personas. Una menor de dos años y su madre. 

Con frecuencia recibían la visita del abuelo de la menor. Ambos sin conocimientos en el manejo del perro.

Comportamiento Impulsivo en Perros

En el primer contacto con este perro su recibimiento fue muy positivo: Se exponía con seguridad, muy amigable con las personas, pero con respuestas excesivamente bruscas.

Se observaba que en su educación no tenía marcado NO MOLESTAR a las visitas echando las patas. 

También me contaba su propietaria qué a veces gruñe cuando van a coger a la niña en brazos.

Mostrando señales de débil resistencia a sus frustración. No tenía normas y límites en su convivencia.

En lo físico, un perro con un tanto de sobrepeso y las unas uñas largas, ya qué salía poco a realizar actividades física en su vida rutinaria.

En los paseos se observaba un perro fuerte, nervioso, impulsivo, con los mecanismo de la agresividad activos hacia perros.

Siempre en tensión constante con la correa, con dirección hacia todos los lados, pero a ninguno sitio en concreto. 

Era movido e impulsado por los estímulos ambientales visuales, olfativos o auditivos.

No era un perro que supiera socializarse con los de su especie, ya que su propietaria no se lo permitía (por miedo).

Nunca le daba la oportunidad al perro de que aprendiera a relacionarse.

La protección o sobreprotección, carga al perro de inseguridad, miedos, tensión, preocupación, le hace blando, poco tolerante, irritable, tirano, impulsivo.

La excitabilidad es un rasgo de la forma de ser o personalidad del perro.  Leer la manera en la que influye la excitabilidad y la tensión

Algunas razas como el pit bull, american estanford, samoyedo, husky siberiano, pastor alemán…etc comparten los gemidos, la inquietud, los ladridos, como conducta excitable. 

Estos llegan a la agresividad llevados por la excitabilidad que presentan, la mala gestión sobre sus impulsos y no cubrir el desgaste emocional del animal. 

Fruto de una educación permisiva y de la mala resolución de las necesidades física del perro.

En este caso descarté la excitabilidad.

Ya qué cuando se dirigía hacia el perro (siempre atado) lo hacía desde la tensión o invadiendo el espacio del otro perro, mermando la paz en el ambiente. 

Siempre se relacionaba con los pelos erizados y a veces se acompañaba gruñendo. Con la intención de dominación o posesión.

¿Qué nos marca que estamos ante un perro excitable?

El perro excitable tiene poca atención a la cara y el entorno, se reduce la percepción sobre muchos aprendizajes y  situaciones, siendo impulsivo y llevado por la inquietud permanente.

Estos perros reaccionan de forma exagerada ante los estímulos ambientales. Estando siempre presente el gemido, ladridos y la inquietud.

En cambio, el perro impulsivo es un perro que ha aprendido una conducta reforzada en su día a dia. Es decir, estos perros tienen mas percepción, cuesta menos ganar su atención y control.

¿Qué le une al perro impulsivo o excitable?

Lo qué les une es su impulsividad, pero lo qué les diferencia, es su inquietud excitable, sus respuestas desproporcionada ante un estímulo, su poca atención a la cara, los gemidos constantes, la dificultad de aprendizaje por la falta de atención y comprensión ante lo que le queremos enseñar.

*El perro impulsivo es persistente, pero se controla con menos esfuerzo. 

Persistente, pero desiste antes para agradar, mirar a la cara y cooperar en equipo.

*El perro excitable es más persistente, inquieto, impulsivo, ausente, irritable . Con déficit de atención.

Aprenden pero con constancia, firmeza y sobre todo necesitan qué los movimientos qué ejecutamos de apoyo sean claros.

La vigilia y el esfuerzo por nuestra parte para enseñar algo es mayor. Nuestros reforzadores positivos deben de estar medidos para no sacarles del trabajo.

Cuando nos disponemos a controlar y llamar la atención del perro, necesitaremos unos recursos educativos de mayor impacto. Aquí influirá su excitabilidad.

Pero el caso sea un perro excitable o impulsivo se enfoca de igual forma para los dos;

-Una llamada firme

-Enseñarle a andar “Junto”

-Que lo hagan sin ladrar, sin gemidos o impulsarse.

— Enseñarle a permanecer solo

Y por supuesto, si nos genera inseguridad o tienen antecedentes de mordidas, debemos de habituarle cuanto antes al bozal. 

El perro sentirá nuestros movimientos cómo seguros, con iniciativa y firmeza, SIEMPRE. 

Estos perros que presentan cierta excitabilidad, agradecen el compromiso de la convivencia, con una rutina diaria bien marcada.

Mejoran su atención y percepción, respetando las normas y la zona de paz de la convivencia.

La educación en casa, los ejercicios mentales y físicos, junto a algunos comandos de adiestramiento qué fomente resistencia, nos ayudará a que;

La excitabilidad no avance en el perro hacía la excitabilidad excesiva y se termine consolidado en “personalidad excitable”.

0 comments on “Perro Excitable o Impulsivo, ¿Que les Diferencia? (Sky: Caso Real).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad