Introduction

Mi perro rechaza el pienso

Es debe de dar valor a la comida y a quién se la proporciona, es por ello que debemos de respetar las tomas y el tiempo que accede a ella.
pienso

Mi perro rechaza el pienso

pienso

Cuenco de pienso para perro.

Muchas veces los propietarios me comentan que “siempre que le voy a comprar un pienso para perros a mi mascota las primeras semanas se lo come, pero qué después no muestran interés.”

Estos propietarios terminan mareados y con quebraderos de cabeza, buscando un pienso para perros de calidad que le guste y que lo termine aceptando el perro.

Tras este comportamiento me suelo encontrar en la convivencia un perro sin normas en su alimentación.

A lo largo de este blog hemos tratado como fundamental establecer horarios para la comida del pienso para perros y el tiempo qué permanecerá a su alcance (veinte minutos). Puedes leer más sobre estos conceptos educativos para nuestra mascota.

En estos casos los propietarios comparten el mismo error, dejan siempre presente la comida con la intención de que el perro cubra el hambre cuando a él le parezca

A esto, se le añade que se le da de comer al perro sobras o mientras están en la mesa comiendo. El perro termina pensando qué le resulta más atractivo los sabores de nuestra comida, dándole más prioridad que a su pienso para perros.

Otros propietarios, suelen echar las sobras encima de su pienso y el día qué no existe restos de nuestra comida presente, rechazan automáticamente su pienso para perros buscando lo que falta.

Olvidando que mucho de nuestros alimentos no le vienen bien al organismo del perro, (ejemplo;  El chocolate, los helados, el queso, aguacates, uvas, cebolla, ajo, puerro, algunos frutos secos…etc) a diferencia del pienso para perros.

Cuando se saltan esta norma y dejan la comida a su alcance, el perro termina por no da valor ni a la comida, ni a quién se la proporciona. “Dan por sentado que siempre está.”

Por lo tanto, se estudiará qué pienso para perros necesitará en función del perrolas necesidades que se deben de suplir según su edad, la actividad del perro o si existiese alguna patología en el animal.

Tratemos de cubrir los valores calóricos diarios que necesita y distribuir al día las porciones, si se tratase de un cachorro, perro joven, adulto o madres…etc.

Una vez planteado esto, llegado el momento de la toma de su comida, es importante presentar al perro la comida en su cuenco de pienso para perros, pedirle que se siente y esperar un poco para decirle COME.

Una vez mostrado la acción clara, debemos marcar veinte minutos de comida, ni más, ni menos.

Si dejase pienso para perros, se le llama para que observe como se le retira, lo colocamos en algún lugar donde nos vea ponerla, pero sin que tenga acceso ella.

De esta forma el perro pensará;

– Le dará el valor a la comida en su próxima toma.

– Cubrirle la sensación de hambre entra en los cuidados hacia el animal, ayudando a reforzar el vínculo.

Nota; La mejor modificación de conducta es evitar que el perro conozca. No demos sobras, no demos de comer mientras permanecemos en la mesa, no dejes siempre accesible su pienso para perros.

Preguntas frecuentes;
¿Por qué mi perro rechaza su pienso? Primero habrá que estudiar si el perro presentase alguna anomalía. Si no fuese así y en principio sí se lo comía, dejando de mostrar interés con el tiempo y repitiendo la situación con otros piensos. Estamos ante un perro que no da valor a la comida.

¿Que se debe de hacer con el perro que rechaza el pienso? Marcar unas horas de toma de comida y un tiempo qué pueda acceder a ella. 

¿Cuáles son los errores más comunes por el que el perro llega a rechazar el pienso? Dejar siempre accesible su pienso, dar de comer en la mesa o poner sobras encima de su pienso.

0 comments on “Mi perro rechaza el pienso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad