Introduction

El perro avisador, mecanismos desencadenantes de la agresión.

En el perro avisador el mecanismo desencadenante de la agresión es el instinto de guarda y posesión
guardián

El perro avisador, mecanismos desencadenantes de la agresión.

guardián
pastor alemán ladrando

Muchos engloban al perro avisador como un perro agresivo con intención de agredir.

Un perro que avisa la llegada de transeúntes, es un perro avisador con instinto guardián, pero muchas veces detrás de esos ladridos de aviso, no existe un perro que agrede o se impulse hacía delante. 

Se queda en eso, en ladridos de aviso.

Recuerda; Se considera agresividad en el perro cuando su intención es hacer daño o causar ansiedad en los demás. Leer articulo; La agresividad en el perro

El temperamento del perro puede ser heredado, pero no la agresión.

¿Cuántas veces hemos visto a un perro qué nos sigue durante todo el vallado de una finca y que tras pasar de la puerta hacia dentro nos recibe de forma amigable? O ¿Cuántas veces vemos lo perros enfrentados entre ellos detrás del vallado y cuando desaparece y se ven cara a cara, no ocurre nada?

Si estamos hablando de un cachorro o perro joven, que vive en una casa, su forma de ser puede ser guardián y no estar sus procesos agresivos avanzados, ya qué en su día a día, recibe una educación qué le hace ir desarrollando resistencia a sus impulsos y respetar a los demás.

Por supuesto, no olvidando la socialización qué recibió el animal en su momento. Esto disminuye la inseguridad en el animal y ayuda en la gestión de la situación.

La inseguridad o el miedo es el mecanismo desencadenante de muchas agresiones en él perro avisador.

Si se tratara de un cachorro con una personalidad sin definir, el miedo le puede alertar, pero no le permitirá dar un paso hacia delante con intención de “agredir, ni causar daño,”. 

No existe un aprendizaje, ni una dureza psicológica en el perrito que le permita tomar la iniciativa de impulsarse.

Estos suelen optar por el ladeo mientras ladran al aire y marcando la distancia por si necesitara la huida.

Tomando el mismo ejemplo con un cachorro o perro joven criado en el campo, ausente de convivencia y excluido de la sociedad.

Este dará rienda suelta a sus instinto de guarda en su día a día, siendo sus impulsos de hacer la valla reforzados sin límites. 

Como hemos hablado, un cachorro de entre tres a cuatro meses, se considera un perro blando psicológicamente para tener la iniciativa suficiente para agredir.

Pero si ese perro tiene actitudes guardianes y sus caracteristicas temperamentales son fuertes, la carencia de límites hará qué el perro vaya desarrollado en su día a día los mecanismos que le lleven a impulsarse a la agresión.

Por lo tanto aquí los mecanismos desencadenantes de la agresión serian;

-Instinto de guarda y protección

– Escasa socialización

– Carencia de normas y límites en su día a día

– Carencia de control

– La inseguridad y los miedos que desarrolla la exclusión social.

Todo esto hace que el perro llegado su día, quizás en su juventud o ya en su madurez, muestre un episodio de agresión, mostrándose cada vez más impulsivo, siendo cada vez más agresivo.

Eso sí, hasta llegar a este punto se ha tenido que dar en el perro unas secuencias de situaciones qué hacen que la conducta sea reforzada entre sí, hasta llegar a la agresión.

Para estos perros su mundo será la valla, muchos de ellos llegan a su edad avanzada con un desgaste físico precoz en sus caderas debido a la intensidad constante de hacer la valla.

Hemos observado como el deterioro mental se va dando progresivamente debido a la falta de atención, se pierden muchos de los aprendizajes que ofrece el medio, desarrollando una motivación hostil.

No suelen ser perros felices, denotan tensión continua y excitabilidad, no permitiendo disfrutar de los suyos.

Preguntas frecuentes;

¿Por qué los perros ladran detrás de la valla? Estos son movidos por su instinto guardián.

¿Se debe de reñir cuando mi perro ladra constantemente a las personas que pasan por delante de la valla? Su instinto guardián puede desarrolla mecanismo de la agresión e instaurarse en una motivación hostil, repercutiendo en su calidad de vida. No es recomendable que se centre solo en guardar.

¿A qué edad suele presentar la conducta de un perro avisador? Puede presentarla desde edades tempranas, hasta su madurez, dependiendo de cuando instinto guardian presente y su motivación por guardar.

0 comments on “El perro avisador, mecanismos desencadenantes de la agresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad