Introduction

Covid-19 y perros

covid

Covid-19 y perros

coronavirus
Dos perros pasean junto a sus dueños con mascarás protectoras

Aprendamos sobre covid-19. La pregunta tan ansiada en estos momentos, ¿Podría nuestros perros trasmitirnos el covid-19?

Según los estudios realizados en Hong Kong por el departamento de agricultura, pesca y conservación (AFCD) se realizaron pruebas a numerosos canes a través de la nariz del perro y de la boca, dando como resultado un “positivo leve”.

Todos se alertaron por la creencia del primer positivo existente en la historia en perros.

Estos perros no presentaron síntomas algunos, pasaron a estar en cuarentena para hacerles un seguimiento continuo hasta dar negativo en las pruebas. Recomendado en su momento, que si el perro convivía con personas infectadas, estos pasaran también a estar en cuarentena.

Tras el seguimiento a numerosos canes y gatos durante las rigurosas cuarentenas, dieron como resultados que ni los perros, ni los gatos pueden ser infectados por el covid-19 y así lo comunicó días posteriores al mundo, la Organización Mundial de la Salud, junto al (AFCD).

Lo interesante de estos estudios, es que revelaron que aunque los perros pudieran dar positivo, no tenían por qué haber sido infectados.

Pero la pregunta sobre la existencia del positivo en el perro aún quedaba en el aire.

Se sabe que este virus puede permanecer durante una parte del tiempo activo sobre mobiliario urbano, metal, ropa, zapatos…etc. Lo que aún no se ha demostrado es cuánto tiempo.

Por eso, se recomienda desinfectar minuciosamente nuestro entorno, para así prevenir ser contagiado por pequeñas partículas cuando nos tocamos la cara, (ojos, boca.)

Es por ello, que este virus podría estar presente sobre el pelaje del animal, aún sin contraer el virus. Uno de los estudios realizados por el AFCD fue probar si el perro fue infectado por el virus o simplemente contaminado del mismo.

Estos estudios fueron relevantes para el mundo, descartando que el perro pudiera propagar el virus, según los estudiosos de la organización Lifelong Animal Charity (LAP) sede en Hong Kong “el perro tiene menos riesgo de propagar el contagio que un interruptor de la luz, el pomo de una puerta o tu propio móvil”.

Al igual que con el SARS hubo cierta preocupación e incertidumbre con el covid-19 sobre el contagio a través de los perros o los gatos. La ciencia sigue apuntando que tanto el SARS, como el covid-19 provienen de ingesta animal.

Decir que, tanto en perros como en gatos, ambos pueden adquirir diferentes tipos de coronavirus, no siendo estos él mismo a la cepa que estamos viviendo, ya que no causan problemas respiratorios. Aun así, siguen sin ser transmisibles al ser humano.

Ya lo expusieron los científicos en 2003 durante el SARS (otra clase de coronavuris) que la probabilidad de contagiarse a través del gato, eran nulas.

Fue la científica Gray quien dijo que, durante el SARS, fue descubierto un buen número de gatos positivos y que tras estudiarlos en cuarentena se dio una respuesta negativa en riesgos de contagios hacia el hombre.

Hasta hoy en los estudios realizado tanto en estados unidos, como en china, se confirma que la principal vía de trasmisión se está dando entre personas y que esta se está dando a través de las vías respiratoria.

  • Cuando se está a corta distancia entre personas.
  • A través de las gotas respiratorias.
  • Cuando una persona infectada tose o estornuda cerca de otra no infectada.

Es por ello, que hoy día no existen dudas o incertidumbre sobre si debemos de poner nuestra mascota en cuarentena.

Los científicos defienden actualmente esta medida, como vía científica y de estudio en el desarrollo de esta enfermedad, de la que hoy día sigue siendo motivo de estudio la interacción del virus en el organismo del perro y el gato.

En china, en plena epidemia tras el pánico que se sembró se dio que muchos propietarios de perros optaron por adaptar mascaras a sus perros.

Esta vía de prevención no es de una importancia relevante para la vida del perro, ya que no ofrecen ni beneficios, ni peligros hacia el perro. Además, si se supone esta vía como medida de prevención, habría que hacerlo de forma progresiva para condicionar al animal.

Lo que sí es de relevante para la prevención cuando tratamos con nuestros perros o gatos, es mantener una buena higiene con él animal.

Las recomendaciones más sonadas por parte de la OMS es la de lavarse las manos con agua y jabón tras tocar al animal. También se aconsejo, (pero no necesario) que si se quieren sentir más tranquilos, limpiar las patitas del perro tras regresar de sus paseos, preferiblemente con paños antisépticos, eso sí, sin excederse ya que podríamos secar el pelaje del animal.

Cuando nos preguntamos realmente donde existe alto riesgo de contagio cuando tratamos con el perro o gato, hay que reflexionar sobre lo que compartieron muchos de los profesionales que lucharon contra el brote del SARS y COVID 19.

Según coinciden los científicos, veterinarios y profesionales del perro en Hong Kong, el mayor riesgo de expansión del virus, es el contagio a través de la alarma social unida a la desinformación.

Ya se demostró tras ser anunciado a la sociedad el falso positivo en perros, advirtiendo así la protectora (LAP) al gobierno de que su anuncio estaba causando alarmismo social, sembrando el pánico entre propietarios, que estaban siendo movidos por el miedo a que sus mascotas pasaran a estar en cuarentena.

En la ciudad de Wuhan, la zona cero de esta pandemia y que estuvo cerrada por noventa días, los perros permanecieron en sus casas mientras sus propietarios huyeron de la ciudad.

Fueron voluntarios de una asociación, quienes rescataron a numerosos perros abandonados a la suerte en sus propias casas. Todo fue fruto del pánico que se fue propagando en la sociedad.

Hoy día partimos de la base de que ya sabemos que no contagian al humano, solo hay que mantener presente las recomendaciones de la OMS sobre la higiene con nuestras mascotas, tras las salidas para realizar sus necesidades, tanto en su pelaje, como sus patitas.

Es más, en estos momentos tan duros y estresantes en los que permanecemos confinados, nuestra mascota nos aportará compañía, podremos pasar más tiempo con él, creando así un vínculo más consolidado.

Es por ello, que se ha demostrado los beneficios que ofrece la convivencia con un perro.

  • Disminución arterial
  • Disminución del estrés
  • Mejora las relaciones sociales
  • Desarrolla el vocabulario en el niño, el autocontrol, la psicomotricidad, la empatía, la atención y participación en actividades
  • Estimula la inteligencia emocional del niño.

Muchos son los propietarios que en estos momentos trabajan desde casa y admiten que la compañía de su perro les hace más llevadero esta situación.

Nuestra prevención; Lavarnos bien las manos y no llevarlas a la cara, previniendo la exclusión social quedándonos en casa. Por lo demás, podemos estar tranquilos de todo bulo o alarma social que circulan estos días, respecto al perro y el contagio hacia al ser humano.

2 comments on “Covid-19 y perros

    1. Con independencia de su proveniencia,todos debemos estar a una en esto.Lavarse las manos, guardar distancia entre personas y sobre todo ahora….AISLAMIENTO SOCIAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad