Introduction

Residencia para perros

residencia para perros

Residencia para perros

Jardín de la estancia para perros
Guardería para perros

Hoy hablaremos de la residencia o guardería de perros.

Cada vez los propietarios del perro de compañía van siendo más tolerantes cuando se trata de dejar al perro en una guardería. Hoy día, existen instalaciones con profesionales cualificados y comprometidos con el trato con el perro.

Se va siendo más consciente de que los hoteles para perros ofrecen numerosos beneficios referentes al desarrollo emocional del perro.

Una residencia u hotel, no sólo proporcionan el control y los cuidados de nuestros perros durante nuestra ausencia.

Además, enseñará al perro a relacionarse con los demás, sin el apoyo resolutivo de las personas con las que se sienten respaldadas. 

De esta forma hará que el perro tome la iniciativa de desenvolverse y relacionarse por sí mismo, fomentando así la capacidad resolutiva del perro. Aprenderá a hacerse cargo de sí mismo, lo estaremos preparando para la vida a la que llegó.

Se observa al perro como animal de costumbre que es, que cuando se le ha aplicado la disciplina educativa necesaria durante la estancia en una residencia, favorece la habituación en su cuadro rutinario, mostrando un cambio en su comportamiento, mejorando la convivencia con los demás, la exposición ante las personas desconocidas, aceptando las pautas de juego, los tiempos a solas, la exigencia del trabajo, la espera de tomas de comidas, las salidas para hacer sus necesidades…etc.

Y, sobre todo, aprenden a ser tolerantes con las normas impuestas dentro de las instalaciones.

Algunos ejemplos en los que se ha observado y estudiado un cambio en el perro durante la estancia….

El perro excitable

En el perro excitable que no han tenido nunca una disciplina firme y constante en su vida diaria y que han derivado en falta de autocontrol, se ha observado que durante la estancia han presentado mejora, no solo sobre su autocontrol, si no, estos han mejorado en la atención y la percepción sobre el entorno, mostrándose más serenos en su día a día.

El perro excitable agradece la disciplina en su rutina diaria. Le ayudará a tolerar y permanecer más tranquilo cuando la convivencia se lo exija, alimentando así una convivencia con armonía.

El perro dependiente que convive en una familia bajo una educación blanda y permisiva, que muestran síntomas de ansiedad y frustración cuando se quedan solos, manifestando comportamientos regresivos, tiranos, impulsivos, caprichosos…etc.

Estos perros han demostrado que, tras unas semanas en las instalaciones, han desarrollado de forma progresiva una resistencia a sus frustraciones. Esto es gracias a las disciplinas educativas impuestas con firmeza y consistencia.

El perro termina endureciéndose y madurando con el medio, demostrando a sus propietarios que con un cambio de perspectiva referente al trato con él perro y a su modelo educativo diario, responden de manera positiva en el comportamiento del perro.

No sólo mejoraron relacionándose con los demás perros y personas, aprendieron a exponerse. También aprendieron algo tan básico y determinante para su desarrollo emocional, como es saber “estar y esperar”.

Al igual que al niño que está en la guardería, la ausencia de sus padres, les llevará hacia el camino de la independencia. Les enseñarán a relacionarse, aceptar normas que impone el entorno para poder convivir en la sociedad del humano.

Serán perros felices, sin denotar una preocupación constante sobre su propia vida, vivirán más en paz.

0 comments on “Residencia para perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad