Introduction

Collar, cabezal para perros Halti

halti

Collar, cabezal para perros Halti

halti
Perrito introduciendo el bozal cabezal halti

El Halti es una herramienta que se le suele confundir respecto a su función, entre controlar o educar a un cachorro.

Por supuesto que no realiza la funcionalidad de un bozal.

El objetivo de este recurso es “controlar”, ya qué cohíbe e incómoda la acción del perro.

Se utiliza introduciéndose en la cabeza del perro, a modo de cabezal muy similar al caballo.

Una anilla en la base de la garganta del perro, hará que, al tirar hacia la derecha, obligue a girar la cabeza hacia el lado, sintiéndose incómodo y cohibido en la iniciativa. 

Como dije, se suele confundir el control qué nos proporciona la herramienta, para poder intervenir y corregir sobre una acción determinada, con el funcionamiento en sí del halti y sus escasas o nulas consecuencias, para hacer pensar al perro y crear nuevos aprendizajes.

Esto hace del uso de esta herramienta un aprendizaje a medias.

Por lo tanto, es una herramienta que proporciona control (frena)sobre el tiro de la correa o una acción determinada. No fomenta la capacidad de resistencia hacia sus impulsos (hacer pensar). 

Es decir, no se fomenta perros con iniciativa, ni con la capacidad de resolución. Cuando se está trabajado con esta herramienta, el perro “sentirá el control” pero, en el momento que lo intente y descubra la carencia de consecuencias, dejará de ser una herramienta útil.

Es más, debido a que se corta la iniciativa no da lugar a corregir o premiar la conducta a través del ensayo-error, desapareciendo la oportunidad de muchos aprendizajes, ya que “nunca conocerá”.

Si nos tenemos que ceñir en los beneficios que proporciona el halti, serían control y guía sobre el perro

Por ejemplo; 

  • Se puede utilizar en el tiro de la correa para controlar al perro y aprovechar la atención qué promociona la herramienta. También, para recriminar que no vuelva a tirar de la correa o usar el clicker en el caso de que la conducta sea deseada. 
  • Se puede utilizar para controlar la cabeza del perro, en casos en los que se necesita corregir el hábito de comer porquerías del suelo.

Te da opción de controlar y el tiempo necesario para recriminar o premiar sobre la conducta, pero, más allá de ese giro para incomodar, esa reprimenda o el premio, no existe impacto educativo sólido.

Si queremos corregir el tiro de la correa en perros intensos, excitables, duros, tensionados o con agresividad mal controlada, no tendrá suficiente impacto. Esto no generará el control necesario sobre el perro, para poder consolidarse en un aprendizaje.

Por lo tanto, funciona en perro pocos excitable, o nada excitable. En el momento qué tratemos con un perro con umbral de excitación alto o con baja sensibilidad, la herramienta carecerá de utilidad para que el caso termine con éxito.

Por eso, el error de que muchos propietarios generalizan la herramienta como válida para todos los perros. Tratan de corregir y educar al animal, sin estudiar el caso, ni al perro que tienen delante.

No hay que olvidar que cuando tratemos con un perro, este es un ser único e individual con su forma de ser, sus características temperamentales y emocionales y con su personalidad.

Tratemos de hacernos con el recurso necesario que haga al perro atender y responder ante lo que le pedimos.

0 comments on “Collar, cabezal para perros Halti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad