Introduction

Arnés para perros. (Cómo y cuando usarlo)

arnés

Arnés para perros. (Cómo y cuando usarlo)

arnés
Dos perritos con arnés, sentados en el paseo marítimo.

El arnés es una herramienta que nos proporcionará control sobre el perro. Nos apoyaremos en ella para poder educar o enseñar al perro una acción determinada.

La utilización de esta herramienta, no le enseñará nada en concreto al perro, ni le estimulará a pensar para adquirir nuevos aprendizajes. Su uso educativo en el perro es preventivo y de impacto educativo neutro.

Como adiestrador de perros, suelo hacerme con el arnés en la etapa de socialización del cachorro, para poder exponerlo sin hacer daño al animal, ya que los movimientos del cachorro suelen ser impulsivos e impredecibles.

También suelo utilizar el arnés durante el adiestramiento cómo recurso de control y así poder manejar mejor al perro sin la necesidad de pellizcar, ni crear tensión. Sobre todo, en perros de pelaje corto e hiperactivos. De esta forma no perdemos la atención del perro sobre el aprendizaje que estemos trabajando.

Cuando me solicitan ayuda sobre el tiro de la correa, me comentan que suelen poner el arnés porque el perro tiraba demasiado de la correa y no querían hacer daño en el cuello.

Precisamente su uso produce el efecto contrario, fomentar el tiro de la correa. El perro entra en la dinámica de pasear con la tensión límite.

Hoy día se observa una tendencia a la moda de poner el arnés con fines estéticos, encontrase sobre todo en propietarios de perros de grandes dimensiones, con el problema de que el perro tira de ellos al pasear, pasando progresivamente de un paseo placentero, a un paseo incómodo y doloroso para su espalda.

Muchos perros jóvenes que fueron creciendo con el uso del arnés para pasear, crearon un impulso hacia otros perros y fueron alimentando una frustración por las ganas de querer llegar a ellos y no poder, derivando en acciones agresivas.

La escasa o nulas consecuencias del arnés permitieron todo un proceso de la agresividad.

Muchos propietarios enseñan a sus perros a andar al cachorro con la ayuda del control de un arnés, apoyando el aprendizaje a través de la comida o mediante un refuerzo instrumental (el clicker) pero, el recurso educativo dejó de tener fuerza en el momento que otro estímulo más interesante se cruzó por en el camino del cachorrito. Ya que no existe la exigencia en su disciplina.

El arnés nos permitirá reconducir al perro hacia muchos aprendizajes deseados y a su vez, mediante el control qué nos proporciona nos permitirá la prevención de muchos aprendizajes no deseados.

El uso del arnés no se da ni para educar al perro, ni para cortar los procesos de agresividad, como tampoco para la inseguridad inicial o los miedos.

Su control la atención qué ganamos sobre el perro, es la única utilidad qué da esta herramienta, no dejemos todo el peso que no puede dar. Hagamos uso de él arnés como herramienta preventiva, con el apoyo de otros recursos que nos proporcionen un impacto educativo sobre el perro.

0 comments on “Arnés para perros. (Cómo y cuando usarlo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad