Introduction

Khaleesy, la perrita sorda

perro discapacidad

Khaleesy, la perrita sorda

perro discapacidad
Podenco tumbado en el sofá, mirando hacia la cámara

Como adiestrador de perros me llegan muchos casos de perros. Hoy hablaremos del caso de Khaleesy, una perra sorda de la raza bull terrier de siete meses de edad. Una perrita un tanto especial. Estos casos son muy dados en propietarios sensibles o muy sensibles, que se dejan llevar por su lado emocional, limitando e inutilizando a la larga al perro, en todos los ámbitos de su vida, familiar, social o de una especialidad si la tuviera asignada.

Khaleesy es una perra sorda. Su propietario me pidió ayuda por falta de control sobre la perra, y por lo apenado que se sentía por ella.

Para empezar, lo primero que debemos de hacer al tratar estos casos es que, porque la perrita sea sorda, debemos dejar la sensación de lástima o pena a un lado pues, ese enfoque no nos ayudará en su desarrollo emocional. 

Ellos son felices con nosotros, con nuestro afecto y el amor qué le generamos en su día a día, ya hace que lo aceptaron como forma de su vida.

No hay nada más que ver las fiestas que nos hacen cuando llegamos a casa o como nos reclaman el juego.

Pensemos, si esta perrita sorda estuviera triste o deprimida y no fuera feliz, ¿existirían ganas de jugar, buscar afecto, comer, o participar en él trabajo? Lo dudo.

El mismo enfoque se debe tomar cuando nos topamos con perros al qué le amputan alguna extremidad. La pena no ayudará en su desarrollo, ellos necesitan la misma disciplina en su educación que cualquier otro perro, para no hacer de él un perro blandito, que precisamente eso no le ayudará en la vida que le espera.

Una vez aclarado esto, paso a otro punto para mi muy importante. Pues de ello puede incluso depender la vida del animal.

Está muy bien todos los comandos que enseñemos al animal mientras permanece atado como…Caminar junto, sentarse, tumbarse, permanecer quieto, pero, ¿qué ocurre si la soltamos? ¿Cómo llamamos la atención de una perrita que es sorda para ganar control si ésta no nos oye? ¿Cómo adiestrar un perro que es sordo?

En este caso, el perro necesita un apoyo gestual y sensitivo para captar nuestra atención.

Para estos, existen en el mercado una amplia gama de radio collares educativos que emiten vibración a distintos niveles. Con ellos podemos llamar la atención del animal, condicionando la vibración con una llamada (refuerzo positivo instrumental) similar al clicker.

Con estos collares el perro necesitará más o menos intensidad de vibración (según el estímulo externo) para captar la atención hacia nosotros.

Estos collares son carentes de impulsos estáticos (calambres), no es una herramienta de refuerzo negativo. A diferencia de esta llamada es que en vez de utilizar la voz (aquí), trabajamos con la vibración y un gesto para reforzar el comando y lo que queremos de él.

Aconsejo que en el caso de los perros sordos nos tomemos muy en serio la llamada y la trabajemos a diario, para que cuando la necesitemos sea efectiva. 

Ya que como he dicho anteriormente, del control que ejerzamos sobre la perra cuando ande suelta, dependerá su vida, es una inversión en el tiempo de aprendizaje que le vamos a dedicar y un seguro de vida para ella. 

Recordad; La clave está tener presente que ellos necesitan disciplina de igual forma. En el caso de un perro sordo, este aprendizaje debe de muy consistente, para su seguridad. Ellos ya hace tiempo que aceptaron y son felices con su vida, se habituaron.

0 comments on “Khaleesy, la perrita sorda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accesibilidad